11 septiembre, 2008

La foto de Lennon y Chapman

Acabo de ver Chapter 27 (El asesinato de John Lennon) que, con todos mis respetos a su equipo técnico y al esfuerzo del actor Jared Leto, es mala de cojones.

Pero como con todas estas cosas, al final uno acaba interesándose por la verdadera historia de la muerte de John Lennon y llevo un buen rato en Google dándole vueltas al infame 8 de diciembre de 1.980. Y hay un par de detalles que me tienen, directamente, anonadado:
Chapman estuvo durante todo un día esperando en el magnífico edificio Dakota en Nueva York, que es donde vivía Lennon ( y donde se rodó La semilla del diablo, dirigida por Polanski, cuya mujer fue asesinada por la cuadrilla de Manson y con su sangre, los asesinos escribieron letras de canciones de Los Beatles en las paredes. Menudo círculo negro).

Tras esperar un montón de horas y hablar con toda la gente que se encontraba allí reunida, finalmente aparece John Lennon que, amablemente, se acerca a Chapman y le firma su último L.P. (esta firma incluye la fecha). Lo primero que me sorprende y asusta al mismo tiempo es que esta firma se produce a la luz del día, cuando todavía hay periodistas alrededor. Gracias a este detalle, podemos ver la impactante foto de este post: Lennon firmándole el disco a Chapman cinco horas antes de morir.

Como todas las personas que están esperando a Lennon consiguen lo que buscan, cuando el cantante desaparece, todos se dan por satisfechos y se largan. Menos Chapman, que espera cinco horas más. Cuando vuelve a aparecer Lennon, le larga seis disparos por la espalda, cuatro que impactan sobre el cantante y uno de ellos, directamente en la aorta.

Mientras la policía llega y se suceden los lógicos acontecimientos tras una tragedia así, Chapman se sienta a esperar su detención mientras lee El guardián del centeno, su novela de cabecera y con la que se siente totalmente identificado. De hecho, la novela tiene 26 capítulos y él pretende ser el número 27. De ahí el título original de la película que, repito, es mala, mala.

Cuando la policía llega al hotel donde se estaba quedando Chapman, se encuentran con sus papeles, fotos, documentos... todo lo que tiene el asesino, puesto como si estuviera en un museo: las cartas ordenadas y a la vista, las fotos puestas para que se vean desde la entrada... en fin, que por muy pirado que estuviera, el asesinato no tiene nada de impulsivo. Chapman estaba preparado para entrar por la puerta negra en la Historia, con mayúsculas.

PD: La última foto es de Chapman en diciembre de 2.003.

7 comentarios:

  1. Conclusiones: la carcel adelgaza y provoca alopecia.
    Cuando fuí a NY me pasó algo gracioso, buscaba y rebuscaba y no encontraba el portal del edificio; cuando voy y le pregunto a un doorman todo maqueado por el Dakota building, me señala a la pechera y resulta que era el portero del edificio. Allí andaba perdido donde Lennon encontró aquella jodida bala. Que pena de pirados. En todo caso, vigila tus posts, Sergio, que entre lo de Manson y ahora lo de Champman te veo que acabas escribiendo sobre Ted Bundy y Jeffrey Dahmer ;-)

    ResponderEliminar
  2. He alucinado con la historia. No tenía ni idea de la existencia de esa foto pero la verdad es que es un documento curioso. El edificio Dakota es impresionante. Tiene algo mágico pero un poco terrorífico.Cuando estás delante de él es inevitable imaginarte la escenita...Me ha encantado la historia. Siempre te leo y estoy aprendiendo un montón con tu blog, pero como no entiendo de cine, me limito a estar de "oyente", como en la facultad, por eso no participo demasiado. Un saludo!!!!

    ResponderEliminar
  3. No se en España, pero aqui la peli paso directamente a dvd y no nos hemos molestado en cogerla. Siempre recordare, sin embargo el dia que murio John Lennon, porque ese dia es el cumpleaños de mi hermana y estabamos en medio de la celebracion cuando se dio la noticia... y yo que ya por entonces era toda una fan de Lennon... Tambien estuve en el Dakota, y en Strawberry Fields en Central Park, tengo pendiente una entrada en el blog con las fotos.

    ResponderEliminar
  4. Aquí la peli también ha pasado sin pena ni gloria, si es que ha pasado...

    ResponderEliminar
  5. Lo que siempre me ha llamado la atencion de esta historia es como una obra mestra como el guardian entre el centeno es capaz de provocar reacciones tan extrañas y tan viscerales en la gente. he oido de todo sobre ella y nada de lo que he oido concuerda con los sentimientos que me produjo a mi leerla. supongo que por eso es una obra maestra y supongo que por eso jamas deberia llevarse al cine. aunque eso nunca se sabe en amor en los tiempos del colera tampoco debia haberse llevado al cine y menos interpretada por javier "lost in translation" bardem y dirigida por el tio que perpetro ese engendro llamado 4 bodas y un funeral.

    me quedo con Holden Caulfield viendo a su hermano en el tiovivo...

    ResponderEliminar
  6. Yo tenía 6 años cuando ocurrió, y como no me peló en su momento.... uno que era precoz.

    En serio, desconocía el detalle de la fotos de ellos dos juntos horas antes del asesinato. Me da una mezcla de ingenuidad y escepticismo. Como no, esa foto debe valer millones y lo peor es que hay gente que "mataría por ella"

    ResponderEliminar
  7. Qué joven me siento de repente xDDD

    ResponderEliminar