06 agosto, 2009

Drag me to hell (los críticos de cine van al infierno)

No estoy en posesión de la verdad, pero es que no he leído ni una sola crítica acertada de la película de Sam Raimi, ni las que dejan bien la película ni las (pocas) que la rechazan.

Drag me to hell es una película muy, muy buena... pero no es un homenaje, ni un auto-homenaje, ni una parodia del cine de terror. Simplemente, se encuentra en esa delgada línea que separa el terror de la comedia (aquello que le salía tan bien a John Landis en Un hombre lobo americano en Londres).

Está producida por la empresa de Raimi, que en los últimos años ha empaquetado mil productos iguales a este, con guiones simples y efectivos, pero que nunca han funcionado como películas de cierta entidad. Este guión es, básicamente, lo mismo de siempre, pero dirigido por el mismo Raimi: un director elegante, que narra como nadie y que hace que las cosas funcionen como un puñetero reloj suizo. Un mecanismo perfecto que pulsa teclas provocando reacciones inesperadas en la sala de cine.

Gran parte del encanto de la peli (además de esa planificación arrebatadora de Raimi) se encuentra en el personaje de la vieja gitana, que es delicioso. Y da miedo. Y risa. Y miedo otra vez. Y risa. Deja a las viejas glorias en la cuneta: ni Freddy Krueger, ni Jason ni el payasete de Saw se acercan al auténtico terror que produce esta señora cuando aparece en escena.

Y quiero dejar claro que Raimi no inventa ni reinventa nada: es capaz de asustarte con un telón golpeado por detrás, con sombras gigantes o con movimientos de cámara. Pero lo hace bien, con trucos de mago, con resortes clásicos, con la eficacia probada de Mr. Proper.

Y por supuesto, aparece su coche amarillo. Ese que llevaba a Ash y sus amigos a la cabaña en la saga Evil Dead, ese en el que Tio Ben y Peter Parker tenían su última conversación... y que aquí, conduce la vieja gitana. Cuenta la leyenda que Raimi lo sacó en Evil Dead para poder venderlo a mejor precio... hasta hoy.

La música de Young es magnífica (y ahora que conozco su estilo, puedo diferenciar perfectamente sus partes de las de Elfman en Spiderman 2, que volví a ver ayer y sigue siendo magnífica. Con diferencia, la mejor de la saga. Y Alfred Molina está inconmensurable antes de su transformación).

Y por último, que estoy de vacaciones y algo apático, podría sacar de mi trastero tropecientas revistas de cine en donde los mejores críticos destrozaban vilmente Terroríficamente muertos (Evil Dead 2) en la época de su estreno, que para mi, sigue siendo una de las películas fundamentales de la historia del cine de terror. (James Cameron y yo pensamos que es mejor que la primera, pero creo que somos los únicos).

Los que me conocen desde hace años saben que, independientemente del fervor popular de hoy día por Evil Dead 2, hace unos años era algo temerario amar esta película. Por esos malos ratos, les dedico a los críticos de cine una pequeña carta.


CARTA A LOS CRÍTICOS DE CINE EN PRENSA:

Ahora todos vienen con la autoparodia y con recordar Terroríficamente muertos. De verdad, críticos de cine, sois tontos. En realidad, más que tontos, atontaos. Que un demonio se ponga a bailar, que un travelling sea subjetivo o que se invoque a los demonios no significa autoparodia (el único guiño de verdad se encuentra en la frase de Justin Long: "Podemos ir a una cabaña que tengo en el bosque. Es privada y está rodeada de árboles"). Supongo que para hablar de Evil Dead 2 hay que haberla visto y no escribir de oídas, tontos.

¡Ah! Espera. A lo mejor dentro de 20 años, cuando se estrene una nueva peli de Raimi, Drag me to hell ya no será autoparódica. Seguramente será "una muestra del bello cine clásico que hacía Raimi hace un montón de años". Y por supuesto, mucho mejor que la película que Raimi estrene en ese momento.

Poca visión.

PD: Uy... adoro el humor negro. Y aquí, amigos míos, hay humor negro, negro, negro. Y la escena de la cabra me sigue produciendo espasmos.

12 comentarios:

  1. Apunto dos cosas: por supuesto que comprendo que haya gente que no le gusta Evil Dead. Lo que me mosquea es los que odiaban Evil Dead y ahora la nombran como un clásico.
    Y la segunda: parte de la maestría de Raimi al tratar los personajes, es el sentimiento de vergüenza ajena tan profundo que sentí por culpa de la protagonista: tanto en la cena con sus suegros, como sobre todo, cuando visita a la vieja gitana en su casa y pasa lo que pasa...

    ResponderEliminar
  2. Se te ha olvidado que la vieja gitana provoca, además de miedo y risa, asco, muchísimo asco XDDDD.

    Yo no soy ninguna conocedora del cine de Raimi, así que no puedo ni quiero parecer que puedo valorar todas esas cosas que dices, pero desde luego mi impresión tampoco es que la película sea parodia de nada. Me parece una mezcla genial entre terror y comedia negrísima, y me da mucho coraje que el hecho de introducir humor en algo tan chungo siempre acabe etiquetándose de paródico. ¿Acaso en la misma vida real no hay momentos de risa hasta en los funerales? ¿Es que todo tiene que ser completamente cómico o completamente dramático o completamente terrorífico?

    Y bueno, el esnobismo siempre ha sido endémico en el mundo de los críticos.

    ResponderEliminar
  3. La señora Ganush es una de las mejores cosas que le ha pasado al cine esta década. Supongo que eso no deja en buen lugar a la primera década del nuevo siglo en lo cinematográfico, pero lo de esta señora (y lo de Raimi, claro) me pareció brutal.

    Lo que disfruté.

    ResponderEliminar
  4. el anonimo tranquilo8:16 a. m., agosto 06, 2009

    Al pobre sam raimi le han caido casi siempre todos los topicos. Primero que un autor al margen del sistema hace una peli fresca y original, bla , bla, bla, despues que se acomoda en el exito y hace una segunda parte y una tercera y mas bla bla bla, luego que anda perdido y sin rumbo, mas tarde que se ha vendido a hollywood para hacer los spidermans, luego spiderman que le sale redonda, spiderman 2 que sale aun mas redonda y como eso no puede ser hay que ponerle verde en la tercera parte aunque sea infinitamente mejor de lo que se dijo en su dia. y en el fondo yo creo que todo es por que es alguien que no viene de hacer dramas, (aunque los ha hecho, por ejemplo premonicion me parece que es de los pocos acercamientos a la figura del vidente que me creo de verdad, esa cate blanchet con su vida hecha una mierda por culpa de su don), que le da igual ser indie o trabajar en un estudio, que no se le caen los anillos por hacer una peli de superheroes...

    asi que por trayectoria y por muchas mas cosas raimi es una persona en el punto de mira siempre.

    despues viene mi teoria de la critica buena tras vapuleo. Cuando a alguien le vapulean una peli, en la siguiente casi siempre, salvo que sea un negado le suele poner bien, a veces sin motivo la verdad. es como un sentimiento de culpa de la critica o algo asi.

    y por ultimo esta la ceguera critica, esa que lleva a considerar a hitchcock como un petardo llena salas duran años, a spielberg como un señor que hace exitos pero poco mas, a amenabar como el gran director del cine español (aviados vamos)...

    Nunca he sido muy fan del cine de terror (o al menos no soy de esos que dicen que suspiria es una obra maestra cuando es una de las peores peliculas de la historia del cine), sobre todo porque el cine de terror de unos años a esta parte se basa en el efecto cuarto milenio, que es poner musica mal rollera y darte el susto con el sonido o con algun truco de montaje truculento y no con lo que le pasa a los personajes o con la evolucion de la historia. Aun asi hay cosas que quieras o no hay que ver y muchas cosas que son verdaderos hitos no del fantastico o del terror si no del cine.

    yo prefiero siempre el suspense mas que el susto, como decia hitchcock, terror es dos hombres cenando y de pronto explota una bomba debajo de la mesa, ahi tienes 5 segundos de terror. Suspense es que tu sabes que esa bomba esta debajo de la mesa y escuchas durante 5 minutos una conversacion entre esos dos hombres sabiendo que esa bomba esta ahi y ellos no hacen nada por evitar su explosion por que no saben que esta, ahi tienes 5 minutos de suspense.

    ResponderEliminar
  5. Hay que movilizarse para que se haga una precuela como dios manda (o como Lamia manda, en este caso) de la señora Ganush.

    Quiero saberlo todo de ella. TODO. ;-)

    ResponderEliminar
  6. Que alguien le de un cepillo de dientes, o le regale una limpieza bucal...

    ResponderEliminar
  7. Un magnífico golpe de efecto sería nominar a esta señora al Oscar a la mejor actriz secundaria.
    Todos sabemos que, fundamentalmente, no se nominan actores sino personajes. Y este se merece un poco de "filtro de seriedad" para que el público abra bien los ojos y comprenda que un personaje así no se ve todos los días.

    ResponderEliminar
  8. Mejor que meta la dentadura en Cillit Bang.

    ResponderEliminar
  9. Me gusta la idea de la nominación, mmm...

    ResponderEliminar
  10. Joe, pues me están entrando unas ganas locas de verla... reconozco que antes era muy fanática de la saga de terrorificamente muertos (y de cualquier cosa que llevase su firma, incluida "Xena, la princesa guerrera").

    Ultimamente estoy más calmada y moderada con los Raimi (joe, si era fan hasta de su hermano Ted ;-P)

    ResponderEliminar
  11. el anonimo tranquilo12:57 a. m., agosto 08, 2009

    pues no me ha engañado la tia putaaaaa

    ResponderEliminar
  12. genial!
    simplemete...
    para aquellos que ya vimos evil dead y esperabamos a que Raimi por fin retomara las viejas costumbres y nos diera un poco de lo de antaño.
    Una excelente mezcla de terror y humor negro como la que le hizo famoso.
    El argumento es fofo, cierto. Pero así es Raimi, hace de los más sencillo, más espectacular.
    Una pelicula como las de antes con la vieja escencia, el concepto visual de antaño y un presupuesto digno a la fama que ha conseguido el director.

    ResponderEliminar