26 diciembre, 2008

uy... anécdotas... o el día tonto... no sé...

Por fin estoy disfrutando de algo de tiempo libre y en la edad que están mis hijos, podría contar mil conversaciones absurdas, diarias, que me hacen estallar en carcajadas:

-¿Dónde viven los murciélagos?
- Uy... en cuevas muy profundas. No te preocupes, en Canarias no hay murciélagos (!).
-¿Qué es una cueva?
-A veces, en las rocas o en la tierra, hay agujeros en los que te puedes meter. Hay cuevas que son grandes, otras pequeñas...
-¿En Canarias hay cuevas?
-¡Siiii! ¡Hay cuevas muy bonitas! Algunas se pueden visitar y vale la pena verlas. ¿Vamos el sábado a una cueva?
-No, que hay murciélagos.


Así, con el día tonto, he pensado en algunas anécdotas de cine que siempre me han gustado. Los escritores españoles que escriben sobre cine, que por regla general, son muy malos, han publicado cientos de libros contando curiosidades de rodajes y tonterías divertidas, pero esta que cuento, se la oí personalmente a Camús en la tele (por lo visto, ya la ha contado mil veces):

Muchos años después de estrenar Los Santos Inocentes, Mario Camús vio al actor Dick Bogarde en un restaurante en París y le escribió una nota de agradecimiento por el recibimiento y los premios en el Festival de Cannes. Esto se explica porque Bogarde había sido presidente del jurado cuando Los Santos Inocentes impactó de lleno en el Festival. Camús llamó a un camarero y le mandó la nota al actor junto a una buena botella de vino.

Cuando Bogarde terminó de cenar, pasó al lado de la mesa de Camús, esbozó una sonrisa de agradecimiento y le saludó con la mano. Al cabo de un rato, un camarero se acercó a la mesa de Mario Camús y le dio una nota de agradecimiento muy escueta de Bogarde. Sólo ponía: "Milana Bonita".

Esta historia siempre me ha gustado, por el juego de notas, por lo sencilla que es y por lo impactante que resulta. Para los más despistados, Milana era el nombre del pajarraco que llevaba Paco Rabal en el hombro y que él llamaba durante todo el metraje "Milana Bonita".

Humm....

Y una última cosa que descubrí el otro día y que me encantó: los actores, como todos sabemos, suelen ver la película en la que han actuado muchos, muchos meses después de finalizar el rodaje. A veces, cuando la película se estrena están en otro rodaje y que se junta a una promoción y a otro rodaje... Total, que hay actores que no han visto sus películas. Y esto, que parece increíble, es bastante habitual. Lo que no es tan habitual es lo que le pasó a Robert Redford.

En el año 2.004, en un Festival de Cine en el que le hacían un homenaje, Redford por fin se sentaba en una sala de cine para ver... El Golpe. Según comentó después, le daba un poco de vergüenza que todo el mundo le hablara sobre esta película que él no había visto.

Y ya puestos, cuando Spielberg presentó en el Festival de Venecia Parque Jurásico, un periodista, micrófono en mano, se acercó al director y viendo el éxito que había tenido en su estreno, le preguntó: "Sr. Spielberg, ¿cree usted que Parque Jurásico es su mejor película?". Spielberg le tapó el micrófono con la mano y contestó: "Está usted de broma, ¿no?".

De todas maneras, y con esto termino, porque me acelero con estas historias (y sin cervecita no son lo mismo), en Spielberg hay un filón: cuando se estrenó Tiburón, muchos analistas vieron en la película (y además, todo el tema del alcalde de Amity se presta a ello) un paralelismo con el tema de la Caza de Brujas. El caso es que fueron a entrevistar a Spielberg interesados por todo el componente político de la historia y dejaron al joven director de cine con los ojos como platos: "Perdonen, no hay nada de eso en mi película. Por si no lo saben, el film va sobre un tiburón que se come a la gente".

14 comentarios:

  1. Prime! La de Spielberg y Parque Jurásico es impagable.

    Por cierto, pregutna tonta: ¿Tú qué dices "yedi" o "yedai"?

    ResponderEliminar
  2. XDDD La conversación de los murciélagos no tiene nada de absurda. Más bien te pillaron en un renuncio con todo el peso de la lógica infantil.

    Muy buenas las anécdotas :)

    ResponderEliminar
  3. Yedai, Yedai. A ver el canario como lo canta...
    Las anecdotas impagables, pero la de los murcielagos es de libro!

    ResponderEliminar
  4. Esta niña mía!!! Un día me la traigo a Madrid y te quedas sin ella!!!
    Me encantan tus post de anécdotas, con cerveza o sin ella.

    ResponderEliminar
  5. Auyyyyyy Yo digo yedi pero no sé si vale que no soy friki.

    ResponderEliminar
  6. El arte de narrar anécdotas cinematográficas a pie de barra, cervecita o café en mano, según gustos, es uno de esos placeres irrenunciables. Gracias por compartirlo.

    Un saludo cinéfilo.

    ResponderEliminar
  7. Es como los extras que vienen en los dvd´s. Algunos son geniales, mientras que otros son un auténtica basura.

    Y un ejemplo de ellos es que vi la segunda película de Torrente con los comentarios de Santiago Segura y realmente estuvo muy bien.

    Por cierto, felices fiestas y una buena entrada de año.

    ResponderEliminar
  8. El anonimo tranquilo8:55 a. m., diciembre 29, 2008

    Ahi va una muy simpatica:

    Cuando saritisima estaba en hollywood, cuentan que en uno de los rodajes, (no se si fue el de yuma o el de veracruz) Jackie Kennedy hizo una visita a los estudios. Como era una cosa medio informal medio oficial colocaron a los actores con su ropa de trabajo en fila para que saludaran a la visitante y claro a sara eso de saludar celebrities vestida de india no le hizo gracia, asi que cuando jackie llego a su altura ella le dijo "Esto se avisa, mona, y una se arregla"

    ResponderEliminar
  9. Jajaja... pero eso es buenísimo! Le pega mucho...

    ResponderEliminar
  10. el anonimo tranquilo6:22 p. m., diciembre 29, 2008

    tambien me ha gustado siempre mucho la de hitchcock, los chistes verdes y grace kelly que termina con la mega frase:

    -Señor Hitchcock fui a un colegio de monjas todos esos chascarrillos los escuche cuando tenia 8 años...

    ResponderEliminar
  11. el anonimo tranquilo6:24 p. m., diciembre 29, 2008

    y la de las los rellenos para el pecho, grace kelly, hitchcock y edith head...

    ResponderEliminar
  12. Y es que por mucho que se diga, a Internet aún le falta mucho: el día que además de datos binarios permita intercambiar cervezas, ese será el día cuando por fin valga realmente la pena.

    ResponderEliminar
  13. ...Y si puede ser con pincho tortilla y aceitunas... HAPPY NEW YEAAAAARRRR!!!!

    ResponderEliminar