13 agosto, 2011

El origen del planeta de los simios


Hacía tiempo que no salía tan contento de ver una película de ciencia-ficción. Y para que no tengáis que leer todo el texto, lo digo desde el principio: El origen del planeta de los simios es una película fantástica.

Sin decir nada, sin spoilers de ningún tipo, los puñeteros simios dejan de ser efectos especiales a los cinco segundos de metraje. Su comportamiento y sus miradas llevan la magia de efectos digitales allí donde nadie había llegado. Creo, incluso, que es de esas obras que marcará un antes y un después, y de esas que debería llevarse un premio especial de la Academia.

Pero no son sólo los efectos. Tanto el guión como la dirección son soberbias. Por no hablar de un renacido Patrick Doyle que, por fin, hace una obra de verdadera altura.

Mención especial al magnífico John Lithgow y la belleza extraordinaria de Freida Pinto. Pero el verdadero talento reside en ese guión espléndido (joer, por fin Hollywood invierte en un buen guión) que, como las grandes tramas clásicas, consigue que el espectador comprenda perfectamente ambos bandos y esté continuamente sufriendo por lo que pasa a los humanos y por lo que le pasa a los simios.

El origen del planeta de los simios es obligada en pantalla grande. No me seáis catetos y aprovechad el veranito para ir a verla. Sé que da un poco de pereza, pero vale la pena.

8 comentarios:

  1. Totalmente de acuerdo, la mejor película del verano y la sorpresa del año. El plano de las hojas cayendo y el del caballo saliendo de la niebla en el puente son MAGISTRALES, de auténtico genio cinematográfico.

    P.D-. El otro día me agencié el bluray de Apocalypse Now. Tras revisar el documental "Hearts of darkness", que viene como extra, he renovado mi amor por Coppola y por el cine para los próximos 40 años.

    ResponderEliminar
  2. Precisamente ése es el comentario que le hago a todo el mundo que me pregunta qué tal la peli: que en menos de un minuto te olvidas de que los simios están hechos por ordenador y éstos pasan a ser los verdaderos protagonistas (los personajes humanos son apenas bocetos sin desarrollar, pero en este caso es lo que toca). Para mí eso ya es un mérito más que suficiente como para mercerse unos cuantos premios.

    Sin embargo, el guión no me pareció tan magistral. La primera mitad de la película es casi una copia perfecta de "Splice" (que, a su vez, era una copia de tantas otras), para luego convertirse en el típico blockbuster de persecuciones y explosiones, aunque no es que tenga nada en contra de eso si está tan bien hecho como en este caso.

    Y luego están los agujeros de guión, que son notables y afectan a partes importantes de la trama. Como yo siempre digo, "es película", así que te lo crees y te lo pasas bien (y yo me lo pasé genial con ésta), pero podrían haber pulido más algunos detalles.

    Por cierto, ¿notaste la obsesión por meter en todas y cada una de las escenas cuantos más ordenadores Mac mejor?

    ResponderEliminar
  3. La comparación con Splice es interesante, pero tras meditarlo un rato, hay elementos que la diferencian notablemente.
    Cuando digo que el guión es espléndido lo digo porque desde el principio nos encariñamos con César, y poco, paulatinamente, vamos comprendiendo su comportamiento, sus cambios. El director acentúa esos cambios con primeros planos de César observando detenidamente ciertas cosas (no quiero "spoilear"). De hecho, al contrario que en Splice, no se escatiman primeros planos (que para ver un primer plano de la criatura en Splice es ciertamente complicado). Aquí director y guión se han comprendido a la perfección. La película, en realidad, sigue la evolución de César y es comprensible al 100% cada uno de sus actos. Y cada vez es más complicado encontrar un guión en el que un personaje se mueva por su historia, por lo que ha vivido. No es aleatorio, está perfectamente estructurado.
    En realidad, me llama la atención la cantidad de efectos completamente integrados que tiene la película (que como espectador me parece la película más cara del mundo, mucho más que Avatar que en ciertas partes parece un videojuego). La integración es perfecta, el espectador cree que son simios y además, se comportan con una coherencia inaudita.
    Es triste (o como mínimo, divertido) pensar que César es uno de los mejores personajes que ha salido en la pantalla de cine este año, pero es así. Es un personaje magnífico.
    Y Bandini, efectivamente, hay planos que nos unen como amantes del cine. Sabemos cuales son en cuanto los vemos.
    Y el documental de Coppola es una obra maestra. Te recomiendo encarecidamente un libro de la mujer de Coppola (que es la directora de Heart of Darkness) en el que cuenta, a modo de diario, los movimientos de su marido en los rodajes de las películas. No tiene desperdicio: http://www.casadellibro.com/libro-notas-sobre-una-vida/1231528/2900001290912

    ResponderEliminar
  4. Tiene cosas muy buenas, los monos son geniales y, efectivamente parecen que son hasta reales y transmiten mucho.
    La idea es muy interesante y el guión empieza muy bien.
    Por desgracia se nota que son americanos y los malos, no es que sean malos, es que son unos actores lamentables. Aunque los buenos son peores, muy mona la guapita, pero para verla en fotos.¿Y el protagonista? mejor que actúe primero en algún cumpleaños. Se salva un poco Lithgow pero sin pasarse.
    Para colmo, la resolución de la historia es absurda con multitud de flecos por resolver, pero quizá no han tenido tiempo con casi una hora del metraje exclusivamente centrado en la persecución de los monos.
    En fin, una pena, de más a mucho menos. Un cinquillo siendo generosos, en mi opinión.
    SIENTO NO ESTAR TAN ENTUSIASMADO COMO TÚ, aunque reconozco que entusiasma en un principio.
    Estoy en casaaaaa, uff, vaya tela

    ResponderEliminar
  5. ¡Ay qué pereza me da verla!
    Hoy dos horas de trayecto entre Bata y Oyala. Todo el camino con Rombi de ambiente.Me he hecho experta.

    ResponderEliminar
  6. Buenas!!!!!

    Hacía tiempo que no me conectaba a tu blog: Pido disculpas. le he estado echando un ojo por encimay veo que sigues siendo el mismo friki. Eso es bueno.

    Puedo prometer y prometo que no me perderáss como asiduo visitante.


    De momento sólo puedo decir que tengais buenas vacaciones (si es que las teneis)

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. el anonimo tranquilo11:44 p. m., agosto 25, 2011

    Nos hemos tomado lo de las vacaciones en serio, eh?

    ResponderEliminar
  8. Estoy en hotel en quinta puñeta. Conectarme cuesta ojo de la cara. Soy escueto. Hasta el 1 de septiembre.

    ResponderEliminar