20 agosto, 2006

Michael Jeter

Seré breve.

Michael Jeter es uno de esos actores secundarios que hemos visto en mil películas y del que, practicamente, nadie sabe su nombre. Que si "Polar Express", "Parque Jurásico III" o "Open Range"... bueno, lo mejor es ir a IMDB y descubrir en cuantas películas lo has visto.
El caso es que hace unos años que no está con nosotros. Murió de SIDA dejando un hueco que, creo, va a ser dificil de rellenar.
Porque aunque poca gente lo sepa por estos lares, Michael Jeter era un genio del musical. Ganó un premio Tony al mejor actor secundario por su papel de persona acabada que busca terminar con su vida en Grand Hotel: The musical. Y particularmente creo que lo ganó porque su personaje tenía un número musical de menos de tres minutos que era absolutamente magistral. Y es que a veces, la carrera de un actor surge como la espuma gracias a un musical de Broadway o del West End londinense... que se lo digan a Jonathan Pryce ( por Miss Saigon), a Michael Crawford ( por el Fantasma de la Ópera) o al mismo Topol (por el Violinista en el Tejado).
Todo esto lo cuento porque por los maravillos recovecos de Internet, he logrado encontrar este número musical. Forma parte de la entrega de los premios Tony de aquel año y por el que todos los amantes del musical recordamos a Jeter. Dura menos de tres minutos, por lo que te aconsejo que lo veas completo. Vale la pena.
PD: Atención a la elegancia del otro actor, que no está nominado esa noche y, de alguna forma, deja a Michael Jeter ser el auténtico protagonista desapareciendo unos segundos y dejándole brillar con luz propia. Ahh... Broadway de pleno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada