13 abril, 2009

Semana Santa y la película que me miró...

Vuelta al trabajo. Han sido cuatro días de descanso. Cuatro días de ver cine sin parar (bueno, a la sala ni una sola vez, que sigo teniendo dos niños pequeños). Y me ha dado tiempo de lijar y barnizar una mesa y seis sillas de jardín. Un hacha.

Este es un resumen de lo más destacable que he visto estos días:

- Los extras de El Nombre de la Rosa: No conozco a nadie que diga cosas del tipo "Jean Jacques Annaud es mi director favorito", pero lo cierto es que a todo el mundo le gustan sus películas. El tipo es un perfeccionista y volver a ver El Nombre de la Rosa ha sido toda una experiencia.

El DVD lo compré hace un par de años y ha sido estos días cuando ha encontrado su hueco. La película sigue en perfecto estado, pero mi sorpresa ha sido el segundo disco, con un reportaje enormemente largo, en el que prácticamente se hace un plano medio del director y se le deja hablar durante horas. Y como si fuera una especie de entrevista Hitchcock-Truffaut, se le deja desgranar cada uno de los planos, la razón que le mueve a rodar de una forma, cómo se debe asistir de preparado al rodaje, la forma de organizar al equipo, la investigación que se debe hacer...

Un reportaje muy denso de ver en una sola sesión pero que tiene su recompensa en los mil datos que aporta. Todos sabemos que las películas no son fruto de la casualidad, sino del esfuerzo continuado. En realidad, la casualidad solo surge para joder los planes de rodaje. Como diría mi profesor de Producción de segundo de carrera (el Sr. Jacoste, al que todos respetamos porque sabíamos que había sido el director de producción de Remando al viento): "En un rodaje hay imprevistos e imponderables. Los imprevistos no se pueden permitir: desde si va a llover hasta que te fallen cada uno de los elementos del día. Un imponderable como que, por ejemplo, el actor se rompa el tobillo, te jode el rodaje, pero no puedes preverlo".

- Run, fatboy, Run (Corredor de fondo): Ha sido una sorpresa porque no me esperaba nada de esta película, que simplemente es una comedieta con gracia muy británica, aunque gran parte del equipo sea americano. La dirige el Dr. Ross (aunque no sea un doctor de los de curar), o sea, David Schwimmer, y la protagoniza Simon Pegg, que cada día lo veo más gracioso y un valor seguro en pantalla.

No sólo me reí bastante sino que su historia es el telón de fondo de una película muy, muy seria. Además, contiene la declaración de amor más bonita que he visto en una película, mirando a la cara a la mujer que quiere y diciendo verdades como puños.

Gran comedia. Vale la pena verla, aunque tenga esa título horrible.

- Noches de tormenta es la nueva película de Richard Gere y Diane Lane. Ya sabía que iba a ser mala, pero al mismo tiempo, estas películas son como los anuncios de perfumes: salen sitios preciosos y son todos tan guapos, que a uno le entra la terrible sensación de que nos estamos perdiendo algo en esta vida. Y efectivamente, sale una de esas casas que recordaré toda mi vida, igual que recuerdo el apartamento de Manhattan Sur o el pueblito de Durmiendo con su enemigo (en donde Kevin Anderson daba clases de teatro y... a los pocos meses lo vi en directo cantando Sunset Boulevard en Londres, jejeje).

Después, en Internet, a la hora de cotillear sobre la peli, me encontré con un dato que me llamó la atención: Diane Lane no sólo es guapísima sino que es multimillonaria y cultureta. Le apasiona el cine y tiene montada una sala en su supercasa (supongo que atravesando las canchas de deporte, pasado el helipuerto). Y sin coñas, es guapísima. A ver, repito, Diane Lane es GUAPÍSIMA. Y es la mujer de Josh Brolin, lo que, entre otras cosas, la convierte en familiar de Barbra Streisand. El mundo es un pañuelo, pero ese pañuelo es de Christian Dior, no como el mío, que está lleno de mocos.

- El libro mágico: Que alguien me explique porque una película con una gran historia, con actores como, atención: Nick Nolte, Ian McKellen, Aaron Eckhart, Jessica Lange... puede ser tan bobalicona. Que desperdicio de talento. Lo curioso es que la historia está bien y es de esas películas que contadas tiene más encanto que a la hora de verlas. Una lástima... y no sé porqué hablo de ella.

Y dos cosas más para terminar de contar mis vacaciones.

El libro de estos días ha sido el de Hitchcock (sí, otra vez, ¿les cuento los libros que acumulo sobre Hitchcock? Me da vergüenza) escrito por Guillermo del Toro. Pensé que me iba a encontrar un análisis pormenorizado de la obra del director inglés con el punto de vista socarrón y sin embargo certero del cineasta mejicano. Pero no. Me encuentro con un libro escrito por del Toro cuando tenía 20 años, y lejos, lejísimos, de tener la agudeza que tiene ahora. Podría excusarlo, pero cuando leo en su introducción algo como "he cambiado de forma de pensar pero creo que es interesante dejar el libro como está" y que donde dijo "Marnie no" ahora cree que "Marnie si", pues pierde gran parte de su encanto.

De hecho, fusila notablemente el libro de Spoto y la entrevista de Truffaut, pero no "en plan Ana Rosa Quintana", sino comenzando los párrafos "Como dice Spoto..." o "Como le comenta Hitchcock a Truffaut...".

Creo que es el libro de un estudiante aplicado, pero nada más. Si por lo menos estuviera escrito por el Del Toro actual (el que ya se ha enfrentado a la vida de los rodajes, el que sabe los problemas del día a día, el que sabe lo difícil que es conservar la idea originaria durante meses), el libro tendría cierto encanto. Y es justo decir que en la contraportada del libro explica claramente cómo y cuándo está escrito, pero uno es impulsivo y cuando vi que se trataba de Del Toro analizando Hitchcock, me lancé...

Y por último: ¿se acuerdan de la teoría de los espacios de Noël Burch? ¿no? pues da igual. Básicamente pone en el papel lo que todos sabemos, y cuando un personaje sale de plano por un lateral, el actor se queda en silencio sin hacer ruido, pero el personaje se ha ido a un lugar imaginario que, si la película está bien hecha, tenemos identificado.

Mirar a cámara es romper uno de los espacios cinematográficos. Se hace mucho en las comedias de Leslie Nielsen que tanto me gustan (así como pasar por donde termina un decorado, en vez de hacerlo por una puerta) como gag y para hablarle al espectador directamente.

Que un personaje mire al espectador rompe cualquier regla establecida de transparencia. Es un recurso muy, muy, muy complicado y mal aplicado puede arruinar toda una película. Pero amigos míos, bien hecho, bien metido y con sentido, puede helarte el corazón como espectador porque, al fin y al cabo, ese personaje, de repente, te dice algo personalmente. No hablo de miradas falsas que continúan con un contraplano de lo que ve el personaje, estoy hablando de implicación real, de juego de director, de barroquismo cinematográfico, del arte del montaje...

Hasta el otro día, la mejor ruptura de un personaje para mostrarse como tal y pedir la implicación del espectador, la situaba en J.F.K, con ese Kevin Costner pidiendo al jurado que meditara y al cabo de unos segundos, miraba a la platea del cine y nos dejaba a todos rotos. Pero entonces... llegó Mónica.

Entre tanto frikismo, también he visto algunos clásicos pendientes (acortando la lista). Uno de ellos fue Un verano con Mónica (1.953), de Ingmar Bergman. Y cuando ya sabemos que Mónica es un mal bicho y que, mientras su marido está estudiando y trabajando sin parar para dar un futuro a su mujer, ella se gasta todo el dinero del alquiler en comprar un abrigo e irse a tomar unos cafés con un hombre (bueno, un hombre cada día)... pues cuando ya sabemos todo esto, Bergman nos ofrece este planazo (se me pone la piel de gallina).

A mí estas cosas me dejan petrificado en el sofá, porque me demuestran la genialidad de los de siempre y la razón por la que sus películas siguen siendo la referencia del séptimo arte:


25 comentarios:

  1. La escena del final es el mejor colofón para un artículo delicioso. No he podido evitar bajar la vista ante esa mirada...

    Un saludo cinéfilo.

    P.D.: un mero presente.

    ResponderEliminar
  2. Qué buena escena!! :D

    Y tú sí que sabes cómo aprovechar una Semana Santa en condiciones. No como yo, que este año he visto... tres procesiones. Y no vi cuatro porque se puso a llover :-D

    Y el resto del tiempo, durmiendo. Mal, muy mal... :-P

    De la edición en DVD de "El Nombre de la Rosa", me sorprende que no comentes ese atentado contra el buen gusto que es el "doblaje" (por llamarlo de alguna forma) de la escena extendida. ¡Agh! Se me pone mal cuerpo sólo de recordarlo.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias por el presente. Mañana me pongo a repartirlo.

    En cuanto al doblaje, el gran puntazo del DVD es la versión original subtitulada. De todas maneras, confesaré que al terminar la peli, me puse esa escena doblada para reírme un rato. Es desastrosa.

    ResponderEliminar
  4. Me ha encantado este post, como otros tuyos, y me ha encantado que hablaras de Ingmar Bergman y de Diane Lane. El primero me asombra cada vez que veo algo suyo, y eso ocurre bastante a menudo. Y de Diane que puedo decir, me enamoré de ella cuando la vi en "Rumble Fish" y ya no he podido desprenderme de su visión, cada día me parece más guapa (me encantaría sin embargo ver alguna gran peli con un gran papel suyo).
    Saludos cinéfilos.

    ResponderEliminar
  5. La verdad es que Diane Lane es espectacular, y de las que creo que no han perdido atractivo con los años, sino al contrario. Y encima mujer de Josh Brolin... si es que hay parejas que adornan este mundo.

    Me encantan los extras de "El Nombre de la Rosa", que además es una película que me enganchó ya con 11 años (me daba verguenza ver la escena en la que Adso enseña el culo jijiji).

    Me apunto la de David Schwimmer.

    Cachis, se me ha pegado "Brown eyed girl".

    ResponderEliminar
  6. Muy buena la entrada.
    Me he apuntado la película del doctor.
    La mirada da hasta miedo, se mete en tu casa y te hace sentir una intrusa.
    Por cierto caí en la tentación del libro de la biografía de Landa. Una pasada, porque su vida es la historia del cine y del teatro desde los años 50 hasta ahora en España,y además te partes con la mala leche que tiene.
    Me encanta Alfredo Landa.

    ResponderEliminar
  7. Oh, Diane Lane, Diane Lane...

    ResponderEliminar
  8. Pues yo he visto (películas):

    Outlander: aburrida y tiene un mensaje oculto (al menos para mi) que se puede definir en pocas pañabras como EL GENOCIDIO MOLA!!!!

    El hemano más listo de Sherlock holmes de Wilder y sólo aguanté ... los primeros diez minutos. Horrorosa

    Lo demás ha sido series de televisión y algún documental; uno de los cuales descubrí que en el pueblo de Pals (Cataluña) se construyó Radio Libertad y desde allí se emitía a los pueblos sometidos por el bloque del este y más concretamente a Moscú; música, noticias, etc Y que dejó de emitir a principios de este siglo y hace poco se demolió todas las instalaciones. Y aquí podría echarme el rollo pero reconozco que es un tema muy interesante.

    ResponderEliminar
  9. Si te digo que llevo años tras el dvd de El Nombre de la Rosa, no te miento, pero no me da la gana de gastarme los 42 eustaquios que me quieren clavar aqui. Y en le Corte Ingles cunado fui la ultima vez no lo tenian, pero ya me lo pillare algun dia.
    En cuanto a la mirada... pues si, la muchacha tien razon... parece que dice, ¿que? ¿algo que objetar? Pos me importa un car...

    ResponderEliminar
  10. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  11. Ya me han metido spam unas cuantas veces y ahora intento quitarlo lo más rápido posible porque a Inma se le jorobó un ordenador con un virus accediendo a una página de esas.

    Por otra parte, mi hermana es la única que pincha en esos sitios, seguramente pensando que si alguien comentaba a su hermano tenía que ver de que página era. El amor de hermana le costó un ordenador.

    ResponderEliminar
  12. Yo por no abrir nop abro ni la puerta de mi casa cuando llaman si no me avisan antess por tfno!!

    ResponderEliminar
  13. Hablando de virurasco asquerosos.

    Os comento lo que voy hacer al respecto, ya que podeis hacer lo mismo si os parece bien.

    Existe el software antivirus Karpesky. Es bueno (según mi opinión); otros dirán que es del montón, otros malo; otros... ni hablan oido hablar de él, etc.
    Con compañeros del trabajo, nos vamos a coger una oferta que es para 5 ordenadores y nos dan licencia para un año y sólo nos salen unos 20 o 22 euros por cabeza (somos cinco en total); existen otras ofertas. La que os comento es la versión más completa.

    Os lo podeis comprar y no tendreis problemas de ningún tipo ya que vendrá con su licencia.

    La web es http://www.kaspersky.com/sp/

    ResponderEliminar
  14. El Kaspersky es el que yo utilizo en casa. Tambien original. Oferta para dos licencias: mi mujercita y yo.

    ResponderEliminar
  15. el anonimo tranquilo1:38 a. m., abril 16, 2009

    buenas, algo perdido pero sigo leyendo cada post religiosamente!

    miradas a camara que me gustan:

    las del silencio de los corderos cada una de las miradas a camara de jodie foster o de anthony hopkins me parecen tremendas.

    diana lane, impresionante su escena del tren en infiel. solo por eso valia la pena ver la peli.
    realmente magnifica en esa peli a revalorizar llamada un verano en la toscana. y no olvidar que fue chica copolla en la magnifica cotton club.

    por cierto veo que no has comentado el ultimo almodovar. para mi ha sido una decepcion absoluta. fallida y pretenciosa hasta extremos insospechados.

    ResponderEliminar
  16. El otro día, viendo Psicosis por enésima vez, volví a sentir el mismo escalofrío cuando Norman Bates mira a camara tras dejar vivir a la mosca que se ha posado en su mano y Hirchcock funde la imagen de la calavera de la madre muerta.

    Hitchcock maestro.

    ResponderEliminar
  17. Como este blog es de cine y sobretodo de música de cine.

    Os recomiendo que busqueis en youtube a SUSAN BOYLE.

    No se si se trata de un montaje o que pero me ha dejado boquiabierto.
    Tanto que lo he colgado en mi blog.

    Ya direis que os parece.

    ResponderEliminar
  18. Victor, lo puse hace unos dias en mi blog, no es ningun montaje, es un programa de esos "cazatalentos" llamados Britains Got Talent y es real como la vida misma.

    ResponderEliminar
  19. El el Blog de Lo que Dice Candela, perdon, que salgo con la otra identidad.

    ResponderEliminar
  20. Me da un poco de vergüenza comentar por aquí porque yo no sé nada de cine y menos que nada de música, así que vengo siempre a cotillear e intentar aprender algo de tus entradas y de los comentarios de tus seguidores (algunas son buenas amigas, jeje).
    Pero hoy no me he podido resistir porque de libros sí sé un poco y el Nombre de la Rosa me encantó, me enganchó y me encandiló. Me lo leí en una noche que debería haber pasado estudiando para un examen de Filosofía de 3º o de COU, en la prehistoria vamos; pero la peli, la peli me pareció una aberración, una porquería que sólo salvó lo wenorro que estuvo y estará Connery.
    Uf, que a gusto me he quedao, jajaja
    Ven a visitarme a mi casa cuando quieras, wapo.
    Bsssssssssss
    Cloti

    ResponderEliminar
  21. Pues yo también he leido la novela, y la película siempre me ha parecido una de las mejores adaptaciones de un libro que he visto.

    ResponderEliminar
  22. el anonimo tranquilo12:20 a. m., abril 18, 2009

    yo lei la novela y vi la pelicula casi a la vez y me parecio horrible, despues pasado el tiempo volvi a ver la pelicula y me parecio magnifica. o el tiempo hizo que olvidara la novela o realmente la pelicula capto sin ser fiel el espiritu de la novela.

    ResponderEliminar
  23. el anonimo tranquilo1:20 p. m., abril 20, 2009

    la mejor adaptacion de una novela al cine para mi es la edad de la inocencia. Es simplemente perfecta.

    ResponderEliminar
  24. los imponderables de Jacoste, eso y el medio es el mensaje creo que son las dos cosas que me quedan de la carrera, ah y el concepto de peso visual...... ja ja ja.
    Bergman brutal, Escenas de Matrimonio es mi preferida, es abrumadora.......

    ResponderEliminar