23 julio, 2010

VI FESTIVAL INTERNACIONAL DE MÚSICA DE CINE DE ÚBEDA 2 de 2

Antes que nada, esta foto, en tamaño descaradamente pequeño porque es un robo en toda regla, la ha hecho Julio Rodríguez (en un continuo pulso personal por demostrar si es mejor persona que fotógrafo). Corresponde a uno de los ensayos de Dave Grusin, uno de esos eventos que sólo unos privilegiados pueden contemplar y Julio es uno de ellos. Si queréis saber cómo fue el VI Festival de Música de Cine en espléndidas fotos, hay que pasarse por el blog de Julio y darse un paseo por sus últimos post. Es una maravilla ver las cosas a través de sus ojos.

Después de un primer post más genérico, hoy quiero desgranar algunos detallitos. Por ejemplo, la inesperada presencia de Pasión Vega. Cuando me enteré que esta chica, de voz portentosa y dientes blancos como chicles Smindt, iba a cantar unas canciones, reconozco que me decepcioné un pelín. Quiero decir, si en un Festival de Música de Cine pasamos a poner cantantes españoles a hacer versiones, pues mal rollo. Pero no. Pasión cantó una canción de un cortometraje llamado Tres razones (que estuvo francamente bien) y luego, Dave Grusin la utilizó brillantemente para algunas necesidades, exclusivamente musicales. Y así, Pasión cantó el Tonight de West Side Story que tan brillantemente ha adaptado Grusin (incluso mejor que en su edición en CD en donde cantaba Gloria Estefan) y también cantó Makin' Whoopee, la tremenda canción que cantaba Michelle Pfeiffer en Los fabulosos Baker Boys. Por supuesto, todos los americanos alucinaron con la voz de Pasión Vega, no sólo porque es muy potente y segura, sino por esos giros andaluces y esos juegos vocales tan típicos de nuestro folclore. Grusin estaba entusiasmado y estoy convencido que a la mínima ocasión se la llevará a su mundo, aunque dudo que ella quiera con la cantidad de trabajo que tiene en España. Eso sí, Grusin, casi en confidencia, se levantó del piano y se dirigió al público en estos términos: "Menos mal que Michelle Pfeiffer no está con nosotros esta noche para oír como suena esta canción en la voz de Pasión". Y que quieren que les diga, no sólo me hace mucha gracia sino que me gusta oír estas cosas.

Por último y terminando con el maestro, Grusin le dedicó la canción It might be you de Tootsie al fallecido Sydney Pollack, que no sólo fue el director con el que trabajó más a menudo sino que la mejor parte de su obra se desarrolla junto a él. Y antes de sentarse en el piano, lanzó un beso al estrellado cielo andaluz.

En otro orden de términos, quiero destacar la conferencia de Zacarías M. de la Riva. Entre tantos compositores de renombre, se colaron algunos que sólo son conocidos por una pequeña minoría, no porque sean mediocres sino porque acaban de empezar. De Zacarías sólo había escuchado la música para Hierro (que por cierto, es espléndida)... pero su conferencia fue la mejor con diferencia.

¿Por qué fue la mejor? Porque lejos de contar anécdotas y sentarse al piano a tocar (una de las geniales ideas de este año fue incorporar un piano en las conferencias, así los compositores se podían levantar a tocar unas notas cuando hablaban de algo. Este detalle incluye un pequeño juego de Giacchino tocando el piano mientras dos personas improvisaban una escena), Zacarías realizó su intervención sobre puntos muy concretos: el tiempo que tienen para componer, el tiempo que tienen para grabar, cuanto cobran, cuanto cuesta una orquesta y las sesiones de grabación... Y encima repartió sus propias fotocopias con órdenes de grabación, de estudio, orquestaciones... vamos, una conferencia muy, muy completa.

De todos los nuevos músicos españoles que hay ahora en el mercado, hay muchos que van a Úbeda que no me interesan demasiado, pero a Zacarías no le perdería de vista. Tiene esa rara cualidad que diferencia a los grandes músicos (que son los que orquestan y tienen un nivel técnico impresionante) de los músicos tocados por la mano de Dios (que también son grandes técnicos pero tienen ese "algo más").

El Festival de Música de Cine de Úbeda, como siempre, nunca decepciona. Acudimos pocas personas pero eso equivale a conocer a todo el mundo y reír y pasarlo en grande con la música de cine. Los compositores, al igual que nosotros, alucinan con el ambiente. El último día nos reunimos todos juntos en una comida de fraternidad y los músicos se acercan mesa por mesa a sacarse fotos, a hablar, a beber, a cotillear, a grabar lo de "frikiperopoco"... vamos, un ambiente mágico. Es importante destacar que ellos son los primeros en registrarlo todo en vídeo y sacar muchas fotos, supongo que para mostrar en EE.UU. que aquí tienen estatus de estrella, cosa que a ellos, directamente, les noquea. Según sus palabras, si este evento se hiciera en Estados Unidos, no iría ni Dios. Sobre este vídeo que pongo a continuación:

Está grabado con una pequeñita y cutre cámara de fotos (muuuuy lejos de ser la Canon 7D) y por tanto el vídeo es muy chungo... pero tenía una butaca, junto a Elphaba, absolutamente privilegiada. Era la cuarta fila, pero las tres primeras eran para los participantes del evento. Quiero decir, delante de nosotros sólo estaban los compositores y sus familias, amantes y amigos. Por tanto, en este vídeo cuando toca alguien en el escenario, es probable que el pelillo que se ve delante sea de Edelman o Giacchino. Asumo que este es un detalle muy friki, pero a mí me hace mucha gracia.
Y no me canso de escuchar el tema de Los Goonies. No el Fratelli Chase que puse ayer, sino el tema principal... está en este vídeo, casi al final (dura muy poquito). Y cada canción tiene entre 10 y 30 segundos, porque lo importante era disfrutar del concierto en directo, no grabarlo. Pero creo que es un muestra bastante representativa:


16 comentarios:

  1. El asiento era genial. Se veía absolutamente todo, y nuestra mesa en la comida no digamos. Creo que he salido de "figurante" en todos los videos que sacaba la hermana de Giacchino, así que me parece que voy a aparecer en la tele del salón familiar.

    Respecto a si Julio es mejor persona o fotógrafo, pues así así anda la cosa.

    ResponderEliminar
  2. Que envidia que dais, granujas.
    El año que viene me apunto ;-)

    ResponderEliminar
  3. ¡Ohú, niño!

    Este blog está bajando de nivel por momentos. ¿Pues no me pone una foto en blanco y negro habiéndose inventado el color hace tela de tiempo?.


    Si es qué...

    Os debo una foto más de cuando estabais sentados en esa cuarta fila. Eso sí, a la distancia que la hice no tenía más remedio que enfocar a uno pero no la los dos. Y puestos a escoger... pues ya lo veréis.

    Coincido contigo al 100% con lo que dices. Y con las últimas líneas mucho más. Mi lado friki me puede y el deseo de entregarme al concierto como oyente lucha constantemente con el de encontrar momentos para congelar.

    En cualquier caso, que nos quiten lo bailao'.

    ResponderEliminar
  4. Me estan encantando estos dos posts. Si no fuera porque vivo en la quinta puñeta y porque entre salones de comics, caprichos personales y demas viajes no me queda tiempo, me apuntaba el año que viene...

    ResponderEliminar
  5. En una misma entrada citas a Elphaba, S Pollack, Pasión Vega, Giacchino, Michelle Pfeiffer, Gloria Estefan etc..¿no es genial?

    ResponderEliminar
  6. Sí, y también, no te olvides, he puesto especial énfasis en los blancos dientes de Pasión Vega.

    Esta tarde me he comprado por 14 euracos el concierto de la Streisand de 2006 en Blu Ray. Ha sido como tenerla en el salón de casa un rato. Ha sido espectacular. Y en este concierto, especialmente, no canta las canciones de siempre. Magnífico.

    ResponderEliminar
  7. Sí, y también, no te olvides, he puesto especial énfasis en los blancos dientes de Pasión Vega.

    Esta tarde me he comprado por 14 euracos el concierto de la Streisand de 2006 en Blu Ray. Ha sido como tenerla en el salón de casa un rato. Ha sido espectacular. Y en este concierto, especialmente, no canta las canciones de siempre. Magnífico.

    ResponderEliminar
  8. el anonimo tranquilo12:08 p. m., julio 28, 2010

    creo que pasion vega tiene los dientes blancos...

    ResponderEliminar
  9. el anonimo tranquilo11:43 a. m., julio 29, 2010

    el concierto del que hablas es ese en el que canta unusual way y what are you doing the rest of your live?

    por que es una pasada y eso que ya se la nota un poco baja de facultades en algunos momentos pero su poder de transforar las canciones y transmitir esta absolutamente intacto.

    ResponderEliminar
  10. Nuestras preferencias cinematográficas y musicales parecen clonadas.

    Y cierto es que me gusta mucho la Streisand, y especialmente sus directos para los que está dotada.

    Pero en ese caso disiento. Ese disco fue para una decepción y probablemente el menos escuchado.

    Es probable que en ello influyera que sale Il Divo. Los tímpanos me sangran cada vez que oigo a este grupo de gritadores. ¿Necesitaba realmente invitarlos? Cuando importé el disco a iTunes sentí verdaderos deseos de eliminar los temas que destrozan estos tipos.

    Lauren Frost, la niña que sale haciendo de Streisand en el concierto Timeless... eso si que es un acierto.

    Pero te recomiendo que te compres el último concierto en el Vanguard Club, "One Night Only" con cuatro músicos y unos cien espectadores. Merece la pena. En BRay, of course.

    ResponderEliminar
  11. Sí, ese es el concierto. Es magnífico y canta verdaderas obras de arte... pero lo mejor viene, curiosamente, como extra. No sé porque no lo han incorporado a la edición normal (creo que los extras son las canciones que cantó fuera de guión en sitios concretos, pero no estoy seguro): se trata de The woman in the moon, una versión magnífica de una de sus mejores piezas. Se me pusieron los pelos como escarpias...

    ResponderEliminar
  12. joer Julio, quita al Divo y ya está. No odies el concierto porque la Streisand descansa en un par de números.
    Por otra parte, lo de Lauren Frost es mágico. Si alguien me dice que es un efecto especial y en realidad se trata de Barbra de pequeña, me lo creo.
    Sin embargo, el Timeless para mi desprende cierto olor a Nochevieja que odio mortalmente, a domingo por la tarde, a despedida... no me despierta sentimientos muy positivos. Sé que esto no es muy racional, pero... todas esos momentos hablando del tiempo, el reloj, el bailarín... me parece que no es una celebración del pasado sino un canto al miedo del paso del tiempo, a la muerte...
    ¡Como se me va la cabeza!

    ResponderEliminar
  13. Vaaaaaaaaaaaaaaale. Le dare una oportunidad.


    Pero que conste que el The music of the night que cantan es de juzgado de guardia y ella no está descansando.

    ResponderEliminar
  14. el anonimo tranquilo4:24 p. m., julio 29, 2010

    yo coincido con los dos, la parte del divo es horrible afortunadamente salen poco. No entiendo que pintan ahi ni que hace ella cantando con esos cuatro muertos de hambre.

    Con lo del timeless tambien coincido, el leitmotiv del tiempo me cansa soberanamente, afortunadamente estan las canciones. Sigo pensando que como el the concert inicial pocas cosas aunque el resto de los que vinieron despues tienen momentos realmente grandes el the concert es un todo memorable.

    ResponderEliminar
  15. También coincido con eso. El mejor para mí es el The Concert, versión CD, que varía algo de la de DVD que tampoco está mal.

    Pero no sé por qué lo llamas "el inicial", antes de éste hay otro mucho más antiguo con menos parafernalia.

    J.

    ResponderEliminar
  16. el anonimo tranquilo8:10 p. m., julio 29, 2010

    el inicial antes del rollo del yuyu escenico y el que supuso su primera gira en milenios y supuestamente la ultima que iba a hacer.

    Antes de el the concerte esta el one voice que hizo en petit comite en el jardincito de su casita como quien no quiere la cosa y que tambien es una gozada, en especial el send in the clowns y el over the rainbow.

    a mi tambien me maravilla el hapenning in central park con la maravillosa version del cry me a river y el apoteosico happy days are here again final.

    Que reconfortante resulta para un gay hablar con dos hombre heteros sobre barbra...

    ResponderEliminar