11 marzo, 2010

La música de LOVE NEVER DIES


Ayer, casi de casualidad y hablando con un buen amigo, tuve conocimiento de que Love Never Dies (la segunda parte de El fantasma de la ópera), ya ha salido al mercado en forma de doble CD. Y como buen enfermo que soy, no sólo lo compré en Amazon (con su libreto y un DVD con extras) sino que lo descargué y lo oí un par de veces. Y esta mañana lo he vuelto a oír otro par de veces. Y ya me he hecho una idea.

Cuentan las paginas de Internet que el musical no es muy bueno. Algunos feroces seguidores del Fantasma, incluso, empiezan a detestar a Webber por haber cometido tremendo pecado. De hecho, el compositor se ha puesto tan nervioso, que ha hecho unas declaraciones un poco absurdas (sobretodo si vives del teatro musical): "Nunca se debe ir a un musical en el mes del estreno".

Lo que dice Webber, entre líneas, es que el trabajo continúa hasta que el musical termina funcionando como un reloj. La verdad sea dicha, los montajes de Webber siempre, siempre, siempre, han sido tocados y retocados hasta alcanzar el producto final. De hecho, el Sunset Boulevard que yo vi a la semana del estreno en Londres es muy lejano del producto que finalmente dio la vuelta al mundo.

O dicho de otra manera, comparen el disco de Londres con el disco de Nueva York: las orquestaciones, la letra e incluso el orden de algunas cosas cambia notablemente. Unas canciones entran y otras se van.


Ni Cats es igual en Londres que en Nueva York, no porque sean dos públicos diferentes, sino que la diferencia de tiempo entre ambos estrenos dejó desfasado el disco de Londres. La maquinaria tarda más en engrasarse que el disco en salir al mercado.

Otro problema latente es el de la canción Love Never Dies, que ya comentamos en su momento: la compuso a principios de los 90 para esta secuela pero cuando Lloyd Webber creyó que finalmente no lo iba a estrenar nunca, la utilizó en The Beautiful Game. En realidad, esta canción ya ha conocido tres versiones.

Las críticas del recién estrenado musical, de las que no debemos fiarnos, mezclan el "aburrimiento soberano" con "una obra maestra de Lloyd Webber".

Yo, adelanto ya, y no soy imparcial (ya que parto de mi profundo amor por Webber, sólo superado por el amigo Sondheim), creo que la música es magnífica. Poderosa. Con líneas melódicas muy potentes y unas cuantas melodías que son arrasadoras.


Curiosamente, hay una canción con un tono completamente diferente al resto de la obra (en realidad, como en
El fantasma... en donde la canción que da nombre al musical no tiene nada que ver con el resto) que me recuerda demasiado a una de las nuevas canciones de Tell me on a Sunday. Hay otras partes que me recuerdan a Aspects of Love y hay muchas, muchas partes, que me recuerdan a The woman in white (que posiblemente, sea la obra de Webber más cercana a Love Never Dies).

Pero esto no es un caso Horner, hablo de estilo, igual que identifico un coro cuando es de Verdi o una melodía de Danny Elfman (tan identificable aunque no haya notas, si quiera, parecidas a su obra anterior).


Sinceramente, su punto débil es la historia. Además, creo que Love Never Dies es más una segunda parte de la película musical que del propio musical, porque de otra manera, no se comprende la actitud de Madame Giry o Meg. Y ahora, debajo de esta foto, voy a comentar un spoiler gigante, o sea, no sigas leyendo si te interesa descubrir por ti mismo la historia:


Aviso de nuevo: Súper Spoiler

Uno de los problemas de la historia es que es hace un par de años la vimos en el cine bajo el nombre de
Superman Returns, más o menos, así: tras un montón de años sin verse, la pareja protagonista se reencuentra. Y aunque ella esté casada y tenga un niño, el personaje principal (tanto el que vuela como el deforme), poco a poco, se va dando cuenta de que el niño, en realidad, es hijo suyo.

En Superman, el niño es especialmente fuerte y en Love Never Dies, está dotado para la música de forma especial.
Y este momento, musicalmente, es absolutamente maravilloso.

Lloyd Webber ha cambiado bastante a lo largo de los años. Yo creo que su música se ha ido complicando. Esto no es bueno ni malo, simplemente es diferente. Por poner un ejemplo, es igual que John Williams, de líneas melódicas muy identificables en los 70 pero que hoy día tiene orquestaciones y sonoridades muy complejas (la magnífica, pero difícil, banda sonora de Minority Report, por ejemplo).

Con
The Woman in white y Love Never Dies, desde luego, Webber no se gana al espectador con la primera escucha. En ese sentido, el Webber de Jesucristo o Evita era más agradecido. Por otra parte, se cambian elementos importantes: del romántico final del sg. XIX en París al comienzo del sg. XX en EE.UU.

Y por eso, posiblemente todo sea más seco, más moderno y menos idílico.


En cuanto a la debilidad de la historia, que les voy a decir: adoro musicales que no cuentan absolutamente nada y que tienen una sinopsis bastante más simple. No será porque
A chorus line tenga una complejidad especial en el entramado de sus personajes (aunque si "con" sus personajes)... o Starlight Express (lo peor, con diferencia, de Webber) o Los paraguas de Cherburgo...

Historias simples, a veces, dan grandes musicales.


Love Never Dies es lo que es: un nuevo musical de Lloyd Webber con una partitura magnífica, que no llega a la altura de su primera parte, pero que tiene entidad en sí mismo. Y repito... maravillosas esas melodías... He cortado estos 30 segundos como ejemplo... ¿no es una melodía sublime? Espero comentarios (y espero con miedo los comentarios de Anónimo Tranquilo).


29 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Esperaba impacientemente tu comentario sobre Love Never Dies.

    Debo decir que te felicito por tu entrada en el blog que me ha parecido más inteligente y mejor documentada que algunas de las cosas que he leído en prensa.

    Mis impresiones a partir de la escucha del CD (y por supuesto que en la próxima excursión a Londres me voy a verlo diga lo que diga la crítica) es que me he encontrado con temas que me han gustado mucho y temas que no me han gustado nada.

    Es curioso porque recuerdo cuando hace chorrocientos años escuché por primera vez el Fantasma, que me pasó exactamente lo mismo. Y sin embargo hoy en día soy un completo devoto del Doble CD entero. Así que me daré algo más de plazo para asimilarlo. Pero desde luego tengo claro ya que echo en falta que sea menos operístico que el primer Fantasma.

    En cualquier caso creo que cuando lo vea sobre el escenario me platearé verlo como una nueva obra de Webber, sin pensar que es una segunda parte del Fantásma. Creo que esto le pasará factura. Siempre lo compararán con la primera parte. Y eso que pienso que el primer fantasma debería tener alguna renovación escenográfica. En sus comienzos era asombroso pero hoy en día podría llegar a cotas increibles.

    También pienso que el Fantasma debería haberse quedado tal cual, sin segundas partes. Es un musical redondo. No necesitaba estirarse más. Es como el 2001 de Kubrick del Teatro, que no necesitaba un 2010.

    De todas formas aún no me encuentro en posición de dar una opinión más asentada sobre la música. Necesito escucharlo más veces y con toda mi atención.

    ResponderEliminar
  3. el anonimo tranquilo5:07 p. m., marzo 11, 2010

    a ver que no lo lea el que no quiera spoilers pero el hijo de ella es del fantasma? y cuando hicieron chiqui chiqui? o tambien se lo hizo como lo de enseñarle musica a traves del espejo?...

    Por que hasta donde yo se, el primer encuentro cuando the music of the night ella se desmaya al verle la jeta y no hay consumacion.

    Despues ella se va con el panfilo y no hay tomate, en la segunda bajada a las catacumbas con el otro secuestrado y atado a la reja no se van a poner a hacerlo y tras eso el fantasma huye. Asi que cuando lo hicieron? Acaso the point of no return se refiere a eso? a que ya la habia dejado embarazada?

    De la musica hablamos cuando lo oiga aunque la gracia de los musicales es verlos en escena y los de webber mas por que suelen ser grandes montajes.

    ResponderEliminar
  4. ¿chiqui, chiqui? ¿Anónimo? ¡¡¿chiqui, chiqui?!!

    Se me ha olvidado un detalle importante en el post: suena muy poquito de la obra original. En el CD, sumando un poquito de aquí y de allí, he calculado algo menos de 4 minutos. Y eso que la melodía de Little Lotte, se lleva un par de ellos.

    El chiqui chiqui me pega en el desmayo, lo que convierte al fantasma en un ser deforme y más depravado de lo que creíamos.

    ResponderEliminar
  5. Estoy con el Anónimo y su "chiqui-chiqui", no me encaja en ningún lado.

    ResponderEliminar
  6. Pues en realidad, hay cosas en la historia que encajan todavía menos, como por ejemplo, el amor y cariño (a mi gusto desmesurado) que tiene Christine por el Fantasma.
    Y Raoul es radicalmente diferente al del primer musical: un tipo malhumorado y con mal carácter.

    A su favor, dos cosas: no tengo libreto todavía y se me escapan algunas cosas que cantan. Y en segundo lugar, es probable que ni siquiera con libreto delante se aclaren algunas cosas que SI se aclararán cuando veamos el musical en directo. Los discos de estas obras vienen con las piezas principales pero falta mucho diálogo y mucha música.

    Para hacernos una idea: ¿es posible comprender Les Miserables sólo escuchando el doble CD? NO. Es literalmente imposible.

    Pero si todo es como parece que es, cuando oigan el final del musical se van a quedar de piedra. Pero eso no lo quiero "spoilear".

    ResponderEliminar
  7. Mmm, a mí me cuesta oir el musical sin haberlo visto previamente, porque es como se hace grande, pero me está dando unas ganas tremendas.
    No me hace gracia el asunto de la secuela, porque estas cosas tienden a cambiar radicalmente el final que teníamos en mente, ese que ocurre después de que termine la obra.
    En contra de la mayoría de féminas, a mí el fantasma me caía muy gordo. No mola que un tío quiera dominarte por narices, qué queréis que os diga, aunque luego venga con el rollo del arrepentimiento y el sacrificio (¿te quieres ir a la m.... , fantasma?). Y a mí Raoul me parecía un tipo dulce y comprensivo. ¿Por qué gusta tanto a tantas mujeres que las traten mal?
    A mí el chiki chiki me pega también que ocurrió en el desmayo, como en el culebrón de Topacio.
    Uf, y ya me he ido por las ramas y he pasao de hablar de música XD.
    Buen post, amigo.

    ResponderEliminar
  8. el anonimo tranquilo12:14 p. m., marzo 12, 2010

    Bien si nos vamos a las fuentes documentales, es imposible que el chiqui chiqui fuera durante el desmayo, ya que cuando empieza el segundo acto, han pasado seis meses segun se nos indica, por tanto si el meneo hubiera tenido lugar en el desmayo, ella habria hecho los ensayos y la representacion de don juan con un bombo de seis meses, que no es algo que se pueda disimular asi como asi por no decir que se habria comprometido con el soso estando preñada hasta los ojos y sin decir ni mu.

    Señor webber saquenos de la duda!!! Cuando se produjo el acto?

    ResponderEliminar
  9. Sr. Anónimo: quiero que conste en acta que su deducción me parece de una lucidez extrema.

    ¡Tienes toda la razón!

    ¿Y si el acto se produjo, por ejemplo, un año después de los acontecimientos del Fantasma? O sea, nos falta el musical que va entre la primera y la segunda parte... Si el productor fuera George Lucas, en todo esto vería un filón...

    ResponderEliminar
  10. el anonimo tranquilo6:50 p. m., marzo 12, 2010

    Otro patón...

    El primer fantasma ocurre en 1881 y la subasta de objetos que da comienzo al fantasma original es en 1911.

    Por tanto en 1907 de haber hecho chiki chiki el hijo tendria unos 26 años...

    Eso o el esperma del fantasma se cocina a fuego lento...

    ResponderEliminar
  11. Bueno, puestos a ser rigurosos, la historia del musical no es una historia real, sino un recuerdo de esa historia.

    Si buscamos esa credibilidad en los personajes... ¿qué hacemos con Sherlock, Bond, Drácula... coño, hasta Jessica Fletcher cae por su propio peso...

    ResponderEliminar
  12. ¡Qué me he reído con el chiqui chiqui del anónimo tranquilo! ¡Y el mosqueo de Sergio!
    Si da igual cuando fue ¿no? Si la historia se supone un recuerdo pues ya está. ¡Anda que no he olvidado yo chiqui chiquis!!!

    ResponderEliminar
  13. A ver si aclaro un poco la situación del chiqui-chiqui!!!!!! En la canción "Once upon another time", los dos, el fantasma y Christine lo explican. Fue la noche antes del casamiento de Christine con raoul, que no se ve en el primer musical. la letra dice algo asi como: "Entonces me tocaste, entonces te sentí"... y dicho sea de paso, musicalmente se parece muuuucho al tango de Chicago!!!
    Saludos desde Argentina

    ResponderEliminar
  14. ¡¡Hernán!! Gracias por sacarnos de dudas... aunque esa canción es tan sutil, se va tanto por las ramas, que es difícil... pero vamos, la canción es bellíiiiisima.

    ¿Qué ha sido de tu carrera en tierras tan lejanas? ¿Cómo te va?

    ResponderEliminar
  15. particularmente pienso que LLOYD WEBBER es un compositor contemporáneo de primera línea y su larga carrera profesional lo ratifica. Siempre crea una gran expectativa las noticias que informan acerca de alguna nueva puesta en escena o nueva composición musical alrededor de todo el mundo que valora y disfruta de todas estas artes.La crítica "ESPECIALIZADA" en ocasiones resulta ser injusta y hasta caprichosa, debido a que se origina desde la óptica de una persona en particular y ésta puede estar o no predispuesta ante los trabajos, estilos o sellos personales de los autores. En el caso particular de EL FANTASMA, una secuela no tiene que ser un sacrilegio, sibién la historia inicial puede resultar completa, nunca está de mas una especulación de la misma porque siempre habrá público que disfrute e incluso agradezca la continuación de los hechos que rodean a sus personajes favoritos, maxime cuando éstas están recreadas no solo con escenografás, vestuarios tecnologías de punta, sino por una estudiada y esmerada banda sonora.Desde mi humilde posición de público agradecido, deseo enviar a todo el equipo que ha intervenido en la procura de éste musical en especial a su autor ANDREW LLOYD WEBBER las más sentidas palabras de agradecimiento y los mejores deseos de éxito y de gloria por obsequiar a la humanidad estos torrentes de creación, arte y belleza en momentos de tanta insensatez humana. UN FIEL SEGUIDOR.

    ResponderEliminar
  16. el anonimo tranquilo11:17 a. m., marzo 16, 2010

    Bueno, ya lo he escuchado entero, y dos veces, jeje.

    En primer lugar, la historia es una tonteria, pero una tonteria muy gorda. De las mas gordas que recuerdo. A mi m encantan las segundas partes, las terceras y hasta las septimas, siempre y cuando los personajes tengan una evolucion, un camino recorrido y la historia cuente cosas nuevas.

    Aqui basicamente nos encontramos con:

    -la señorita Dae sigue lobotomizada, casi mas que en la primera parte.

    -El fantasma se ha convertido en un calzonazos.

    -Raul parece sacado de la invasion de los ladrones de cuerpos porque no es que haya evolucionado es que es otro tio.

    -la giry es una mema y la hija mema y media. En la primera parte era interesante por lo que sabia y callaba, ahora dan ganas de que vuelva a estar calladita.

    Ninguna de las relaciones entre los personajes esta explicada, ninguna tiene sentido.

    Respecto a la musica, pues la unica cancion que realmente me ha gustado es la del chiki chiki beneath a moonless sky, aunque la letra es bastante vergonzosa. Pero funciona como reverso de la magnifica point of no return.

    Sin embargo toda esa cancion es absurda ya que se tiran 5 mintuos cantando una cosa que ellos dos ya saben solo para que el publico se entere que hubo meneo y ella perdio su pañuelo.

    Pero no se explica nada de por que fue ella a verlo, de por que lo busco y aun mas el dia antes de su boda, etc.

    Los numeros comicos, igual que me pasaba en el primero me aburren soberanamente y a veces, muchas, se le va la mano con lo pomposo y los timbales y los crescendos.

    Y como me pasaba con JCS la parte rockera me sobra de todas todas, (the beauty underneath me parece la cancion mas fuera de lugar de todas)

    Los momentos en los que vuelven a sonar melodias de la primera parte me gustan y hecho de menos mas momentos de esos que unificaran la historia, tomar los temas de la primera y pervertirlos, haria que esta secuela tuviera una entidad y un sentido.

    Y sin embargo a pesar de todo, de las nefastas letras, de el almibar, de los personajes planos y de muchas mas cosas que no puedo revelar por que joderia todo el segundo acto, lo cierto es que se deja oir, y que ella esta bien teniendo en cuenta con las letras que tiene que lidiar.

    Eso si no me resisto a comentar lo espabilada que es la Daé en esta segunda parte.

    La contratan para un espectaculo, que se llama Fantasma, en el quinto coño un hombre misterioso que no conoce, cuando llega esta la giry trabajando y la hija, y ella es tan tan espabilada que hasta que no ve al fantasma no dice, anda, si eres tu!!! ya sabia yo que aqui habia algo raro...

    ResponderEliminar
  17. Plenamente de acuerdo con Anónimo Tranquilo: el musical sería perfecto si no supiera hablar inglés. De hecho, el Lloyd Webber músico cumple con creces. El Lloyd Webberc como ente que pone en marcha todo el concepto, pierde.

    Y es curioso lo que comentas sobre incluir melodías del otro musical, porque aunque haya querido huir de repetir, hay algunas que por simple lógica de los personajes, deberían estar incluidas.

    Pero en lo que más estoy de acuerdo es en que Raoul no es Raoul, es otra persona.

    Y justo antes del número musical que no te gusta nada (que parece hecho para Bonnie Tyler), hay un número fantástico en el que el fantasma descubre a su vástago.

    ResponderEliminar
  18. el anonimo tranquilo5:13 p. m., marzo 16, 2010

    si ese numero en el que el fantasma suma dos y dos tambien tiene tela, la musica bien pero la letra es espantosa con el fantasma diciendo 10 años del kiki, 10 años tiene el niño, el niño es bueno pa la musica... a ver si va a ser mio? es de risa.

    ResponderEliminar
  19. Los comentarios de esta entrada son memorables, dignos de pasar a los anales de la historia bloguera, jajajajajajajajaaa!!!
    Se me olvidaba decir que suscribo cada sílaba escrita por el Anónimo Tranquilo.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  20. Hola

    Baje la musica por iTunes y me encantaría tener las letras o el libreto.
    Es posible ??

    Gracias
    Gato767

    ResponderEliminar
  21. el anonimo tranquilo3:00 p. m., marzo 19, 2010

    a lloyld webber tampoco le ha llegado aun el libreto...

    ResponderEliminar
  22. Acabo de descubrir este blog buscando información sobre el nuevo musical del Fantasma y, como os veo ligeramente preocupados (y obsesionados, jeje) con el tema de la desfloración/preñez de Christine, me permito daros un consejo: leed (si es que no lo habéis hecho ya, que por lo que leo deduzco que no) la novela "Phantom", de Susan Kay. Ésta fue escrita en colaboración con Lloyd Webber y, de hecho, él ha afirmado en múltiples ocasiones que está muy satisfecho con ella. Tal vez así (tal vez no, SEGURO) que se despejan todas vuestras dudas ;). Lo que me lleva a pensar, entonces, que tal vez el señor LB debería hacer esta misma advertencia a la entrada del teatro, o como una condición sinequanone para vender los tickets, jejeje.

    Un saludo y muchas gracias por todo lo que aquí habéis comentado. Si ya tenía ganas de pillar por banda el doble CD, ahora no sé cómo voy a esperar a que abra la FNAC el lunes, jeje. Besos!!

    ResponderEliminar
  23. Preñez de Crhistine

    En una cancion de Love Never Dies llamada "Beneath the Mooonless Sky" (bajo un cielo sin luna) cuenta que una noche previa al casamiento con Raoul, se encuantran el Phantom y Christine y digamos que él la viola con su consentimiento.

    Les dejo la letra para que la lean

    Beneath A Moonless Sky

    (Christine)
    I should have known that you’d be here,
    I should have known it all along,
    this whole arrangement bears your step,
    and you’re in each measure of that song.

    How dare you try and claim me now,
    how dare you come invade my life.

    (Phantom)
    Oh Christine, my Christine,
    in the time the world thought me dead,
    My Christine on that night just before you were wed.
    Oh Christine you came and found where I hid,
    Don’t you deny that you did the long ago night.

    (Christine)
    That night.

    (Phantom)
    Once there was a night beneath a moonless sky,
    too dark to see a thing too dark to even try.

    (Christine)
    I stood to your side, to tell you I must go,
    I couldn’t see your face, but sensed you even so,
    and I touched you.

    (Phantom)
    And I felt you

    (Phantom & Christine)
    And I heard these ravishing refrains

    (Christine)
    The music of your past

    (Phantom)
    The singing in your veins

    (Christine)
    And I held you

    (Phantom)
    And I touched you

    (Christine)
    And embraced you

    (Phantom)
    And I felt you.

    (Phantom & Christine)
    And with every breath and every sigh.

    (Christine)
    I felt no longer scared

    (Phantom)
    I felt no longer shy.

    (Phantom & Christine)
    At last our feelings bared beneath a moonless sky.

    (Christine)
    And blind in the dark, a soul gazed into song,
    I looked into your heart and saw you pure and whole.

    (Phantom)
    Cloaked under the night with nothing to suppress,
    a women and a man no more and yet no less.

    (Phantom)
    And I kissed you

    (Christine)
    And caressed you

    (Phantom & Christine)
    And the world around us fell away,
    we said things in the dark, we never dare to say.

    (Phantom)
    And I caught you

    (Christine)
    And I kissed you

    (Phantom)
    And I took you

    (Christine)
    And caressed you

    (Phantom & Christine)
    With our need to barge into deny,
    and nothing mattered then except for you and I,
    again and then again, beneath a moonless sky.

    (Phantom)
    And when it was done,
    before the sun could rise ashamed of what I was,
    afraid to see your eyes.
    I stood while you slept and whispered a goodbye,
    and slipped into the dark beneath a moonless sky.

    (Christine)
    And I loved you, yes I loved you
    I’d have followed any where you left
    I woke to swear my love, and found you gone instead.

    (Phantom)
    And I loved you

    (Christine)
    And I loved you

    (Phantom)
    And I left you

    (Christine)
    And I loved you

    (Phantom)
    And I had to both of us knew why

    (Christine)
    We both knew why

    (Phantom & Christine)
    And yet I won’t regret from now until I die
    A night I cant forget, beneath a moonless sky.

    (Phantom)
    And now…

    (Christine)
    How could you talk of now
    for us
    There is no now.


    Saludos
    Gato767

    ResponderEliminar
  24. el anonimo tranquilo11:49 p. m., marzo 21, 2010

    a que no ha dado juego el chiqui chuiqui...

    lo que mas me sorprende que haya alguien que ha escrito una novela con ese argumento. Aunque bueno si hubo quien escribio la continuacion de lo que viento se llevo, no se de que me extraño.

    ResponderEliminar
  25. Buena jornada a tod@s:
    partiendo de la base de que es más fácil comentar algo cuando ya hay más opiniones de todo tipo, me gustaría compartir con vosotr@os algunos "pensamientos"
    Si hablamos de una segunda parte que tiene que poder ser vista por gente que no haya visto la primera, el tema de repetir canciones o variaciones sería un guíño para "entendidos"....a pesar de que la estructura de las canciones y su orden es prácticamente el mismo que el del primer fantasma....de hecho, podeis hacer la prueba con las dos "canciones rock-sobrantes-etc" como habeis estado llamando a los temas de fantasma-cristhine/fantasma-gustave (encajan perfectamente si alguien quiere hacer un medley de ambas....salvando la tonalidades, of course)
    Si "comentasemos" el libreto del primer fantasma no habría blogs en internet para el cachondeo y las "extrañas" relaciones de todos con todos...desde que empieza el musical hasta que termina....tramollistas, bailarinas, empresarios, abducidas, fantasmas con dotes que ni Leonardo.....tal vez no deberiamos comparar.

    De acuerdo completamente a que musicalmente Webber ha madurado estupéndamente desde "the woman in white"...si hay fragmentos que casi (digo casi, eh :O) podrían parecer de un Sondheim en época baja.

    El supuesto "cambio" de personajes tipo Raoul o su "bondad" enfrentada a la "maldad" del fantasma......ejem, ejem....ya en el fantasma Raoul no deja de ser un modelo romántico de rico que se "emperra" en mantener sus pertenecias, en este caso, Christine....y el cambio en el fantasma en esta segunda parte....sigue siendo un "renacentista" tan egocéntrico que nadie le soporta, menos , lógicamente, su pupila desde la primera parte (el angel de musica que envia el padre....el maestro, el descubridor, el pigmalión......)y se transfiere el romanticismo europeo a la "luz eléctrica" y la diversión sin sentido de la N.York de principios del XIX....

    Perdonadme la extensión y la falta de esquema de todo esto, es que lo escribo según me van surgiendo las ideas y los recuerdos de lo que os he leido por aquí.....y todo, todo lo que habeis escrito tiene su parte de verdad/opinión/emoción.....en mi caso, el disco cada vez me gusta más.....con sus más y sus menos, como todas las obras de Webber....pero me parece , de las suyas, una buena.....

    Ains.....si hubiese sido el fantasma o la segunda parte el "Aspects of love"....como tenía pensado Webber al principio.....

    ....pero han pasado muchos años y el mundo ha cambiado, y todo ha cambiado.....volver a sentir emociones parecidas a las de hace años tiene su valor...y para mi, es más que suficiente.

    Un abrazo a to@s.

    Nano.

    ResponderEliminar
  26. Es una gozada el ver como tanta gente coincidimos en tantas cosas; solo repetir que sí, la música de Weber es fantástica y una desgracia que la historia haya originado unas letras tan nefastas.
    Hace dos días escasos que pude ver el musical en Londres y solo destacaré que si bien "The beauty underneath" ya es "difícil de escuchar", verlo en escena ha sido uno de los momentos más bochornosos que he vivido dentro de un teatro; el número se merecía una cacerolada por parte de todo el público; ¡¡¡una vergüenza!!!
    Cuando terminó el primer acto mi sensación de indignación con todo lo que estaba viendo era descomunal, pero debo decir que el segundo acto me dejó maravillado y que desde el cuarteto de "Devil take the hindmost" hasta el final, estuvo agarrado a la butaca y llorando como un condenado; la carga emocional de la obra a partir de ese "Love never dies" es tremenda y consiguió hacer desparecer mi tremendo enfado. Las interpretaciones a mi me resultaron memorables, y ver a Christine dudando de nuevo sobre a quién elegir... buffff... qué llorera!!!!
    En definitiva: música brillante, historia pobre, escenografía de andar por casa, interpretaciones fantásticas, segundo acto de piel de gallina.

    ResponderEliminar
  27. Y leer esto despues de hacer casi una investgacion periodistica sobre el Fantasma no tiene precio�� me he reido muchiisimo de vuestros comentaros 7 años despues, el fantasma y sus secuelas siguen captando admiradores!! Ojala hubiese visto y sabido de el musical en su momemto (aunque tenia 12 años). Sabeis si se puede encontrar el musical entero en algun lado para poder verlo?

    Muchisimas gracias y saludos a todos despues de tanto tiempo!

    Un placer!

    ResponderEliminar