12 febrero, 2011

Desmitificando a Los Payasos de la Tele

Estaba sentado delante del ordenador mientras mis hijos, tapados con su mantita, estaban en la tele viendo los DVDs de Gaby, Fofó, Miliki y Fofito. Los compré hace algún tiempo y, de vez en cuando, les entra la vena de verlo (aunque no los recomiendo porque la edición en DVD es penosa. Y sólo con tres o cuatro aventuras, que eran lo mejor).

Y de repente, escuché un gag antológico (ya en un capítulo sin Fofó) que yo resumiré sin gracia:

Gaby: Adivinen, ¿quién va vestido de rojo, viene una vez al año, deja regalos y no vuelve a aparecer hasta el año que viene?
Miliki: No lo sé.
Fofito: Yo tampoco.
Gaby: ¡Pero que tontos sois! ¡Papá Noel!
Miliki: Claro, claro. (Mirando a Fofito) Pero mira que eres tonto... ¡Papá Noel!
Gaby: Otra adivinanza... ¿Qué animal va por el desierto, tiene dos jorobas y el cuello largo?
Miliki: Este lo sé...
Fofito: Pues yo no...
Miliki: (Mirando a Gaby) Pero mira que Fofito es tonto... No saber esto... ¡Papá Noel!

Vale. Es una tontería, pero me ha hecho tanta gracia que me he sentado con mis hijos a ver un rato la tele. Y se me ha caído el cielo encima. No digo yo que los payasos sean malos... pero nosotros, espectadores, hemos cambiado demasiado para que no se te ponga la piel de gallina viendo esto.

Las formas que tiene Miliki de tratar a los niños cuando no está actuando sino, por ejemplo, presentando un concurso, me han dejado impresionado:

- El ganador es el niño... porque tú, niña, te dijimos que sólo se podía coger la tarta con una mano y las has cogido con las dos. Y así no es el juego. Siéntate.

No digo yo que Miliki se aprenda dos nombres y deje lo de "niño" y "niña", pero hay que ver la cara de decepción de los infantes. Pero como este, aprecio mil pequeños detalles: Fofito se acerca con un micrófono de mano para dárselo a Miliki y de malas maneras, en directo, Miliki le suelta: "No. ¿No ves que aquí tengo el micrófono largo? (refiriéndose a la jirafa)".

Ya sé que los tiempos han cambiado. Pero estas cosas me recuerdan demasiadas cosas malas... es que yo soy de la teoría de que la vida, hasta que llegas a la Universidad, es básicamente una mierda. Y ser niño, una putada.

Pero hay dos cosas que me han noqueado más que el humor (y la falta de humor) de Miliki: los premios que le dan a los niños. Uno se llevó una tele y otro una motocicleta. No dejo de preguntarme que haría una niña de ocho o nueve años con el mamotetro de la tele (en los tiempos que las conexiones a la antena comunitaria no se encontraban exactamente en todas las habitaciones de la casa) y el niñaco, de diez o once años, con la moto.

Pero por supuesto, no habría escrito este post sin un gran final.

Miliki presenta a un invitado especial: Don Cicuta (el gran personaje del Un, Dos, Tres) que se encuentra entre los niños del público. Todo normal hasta que se acercan a hablar con él. En realidad, todos hablan mientras él tiene la mirada perdida en el infinito. Logra subir una mano para saludar a los payasos pero, supongo que con los nervios del directo, estos no se dan cuenta y no se la dan hasta pasados unos segundos larguísimos. El plano se abre y Don Cicuta, que sigue sin hablar y con la mirada perdida, se encuentra en una silla de ruedas (o lo que consideraban en los 70 que era una silla de ruedas. A mí me pareció un cúmulo de hierros con ruedas).


Algo pasa. No puede ser que Don Cicuta no se mueva. Que no hable. Que tenga la mirada perdida. ¿Esto forma parte de su papel? Es que verán, yo soy más de la época en la que los malos del 1,2,3 eran Juan Tamariz y sus colegas... Don Cicuta me pilla con dos y tres años de edad...

Y entonces me voy a Google a buscar imágenes de su personaje... y no, Valentín Tornos era un actor con bastante gracia y con muy mala suerte, pero se movía. De hecho, aprovechó su fama y gloria para hacer cosas tan variopintas como grabar un disco vestido de Don Cicuta con canciones tan jugosas como "Si yo fuera Kiko..."


Y sigo leyendo: "A Valentín Tornos le dio una trombosis a mediados de los 70 que le dejó paralizado toda la parte izquierda de su cuerpo. Perdió muchas facultades y tuvo que retirarse del mundo del espectáculo hasta que murió en 1.976."

Atónito, me acerco al DVD y leo el copyright de los episodios: ¡1.976!

Y mientras Miliki, que está fantástico cuando está de Miliki pero bastante faltón cuando está de Emilio Aragón... Fofito, que se esfuerza en ser gracioso y sus tíos le tratan como un "atontao que no lo está haciendo bien"... cuando veo que sacan en antena a un señor que no se puede ni mover, ni hablar ni enfocar la mirada (pero alguien lo ha vestido y maquillado como Don Cicuta) no consigo comprender porque mis hijos se parten de risa en el sofá.

Fríamente, es un espectáculo lamentable.

Los que leen este blog saben que yo me llevo muy mal con lo políticamente correcto. De hecho no tiene nada que ver con eso... Es que llevo muy mal la falta de educación en televisión y, sobre todo, que entrevisten a personas que no pueden hablar. Yo, de momento, escondo los DVDs de Los Payasos y les pongo a la vista los de Bob Esponja, que son mucho más sanos e igual de graciosos.

PD: Por cierto, no sé si a todo el mundo le pasa, pero es nombrar a Juan Tamariz e, inmediatamente, ponerme de buen humor. Este sí es un genio y la tele todavía no le ha sacado el partido que se merece. Si algún pez gordo lee esto, que no lo deje pasar: "Tamariz como presentador de un Late Show". Se come a la audiencia con su violín imaginario.

Con ustedes... Don Cicuta cantando Si yo fuera Kiko (oigo los chistes justo antes de la canción y el que me diga que cualquier tiempo pasado fue mejor le obligo a ver Mariana Pineda, serie dirigida por un profesor mío de la Facultad que se negaba a ver lo evidente: su serie era mala):


20 comentarios:

  1. Amigo Sergio, me parece uno de los post más interesantes que has escrito en mucho tiempo. Me ha dado un escalofrío con todo lo que has contado de los payasos, que por cierto, lo has contado tan bien que casi lo he visto todo en mi mente.

    Y totalmente de acuerdo con lo de Juan Tamariz. Qué grande es ese hombre.

    ResponderEliminar
  2. ay... sí, Elphaba. El blog está de capa caída. No lo cuido ni lo mimo como antes. Tampoco mimo mi vida como antes. El exceso de trabajo hace que me sienta culpable y los pocos momentos que tengo durante el día se los dedico a quien se los tengo que dedicar.
    Y si me sobra de tiempo para mi, pues prefiero leer y ver cosas, que estoy retrasado con todo. Cuando me fui a Madrid hace tres meses, me compré unos cuantos libros. Pues siguen en mi mesa de noche, esperando.
    Pero el blog me ha dado tantos momentos buenos que me niego a retirarlo y ya llegarán tiempos mejores en los que tendré más tiempo para escribir.

    ResponderEliminar
  3. Uff, hay muchas luces y sombras en la familia Aragón, y más sombras que luces. Aunque a estas alturas de la vida, no descubro nada. Vale que en todas las familias hay movidas, pero si éstas son de famosos, ya no veas... :D

    El circo de la tele pilló en una época muy particular, con una mentalidad muy clara. Mentalidad que Miliki aún mantenía en esos programas infantiles de los inicios de Tele5. Suerte que Rita Irasema lo suavizaba un poco que si no...

    Yo también tengo que agradecer muy gratos momentos de mi infancia a los Aragón, pero claro, uno era por entonces un niño, y todas esas cosas no las veía.

    Y Tamariz es el amo, sin discusión.

    ResponderEliminar
  4. Yo personalmente nunca tragué a los payasos de la tele, conozco a un chaval que fue al programa de Miliki en Telecinco (allá por sus inicios) y nos comentó lo mal que se portaba con los niños. Aparte los malos rollos entre ellos que después se hicieron públicos...un mundo muy falso. Yo fui más de espinete. Un saludo y un post interesante

    ResponderEliminar
  5. No sé si es mitología materna, pero ella cuenta que me llevaron al Circo de los Payasos (no la tele, alguna gira circense, vamos)... y que no quise salir al escenario porque lloraba.. Creo que muchos niños lloraban.
    Yo tengo buen recuerdo de ellos cuando los veía por la tele ( por eso no prefiero volver a verlos)...pero claro, era muy niño... y me tragaba de todo. Y tengo mejor recuerdo de las series de dibujos, por ejemplo.
    De todas formas, recuerdo que siendo algo mayorcito hicieron un sketch cuando ya hacía años que no hacían el programa con el que me tronché (el de "el mar, idiota, el mar")...
    Pero sabía por cosas que había leído alguna vez... todo esto que comentas aquí, y que una vez me comentó un payaso que los puso a caldo.
    En fin...
    ¿Tamariz hizo de malo en el Un,dos, tres? Habría dejado de ver el programa, supongo.
    Recuerdo sus apariciones y sus números de magia (maravillosos y él un showman). Tuvo también un programa de magia que veía.
    Es un tío encantador y simpatiquísimo...pero tanto como para llevar un late-show... No sé..
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. Sergio, que no estoy diciendo que los demás post sean malos, sólo digo que este es muy bueno, jejeje.
    Todo eso que cuentas es normal, y yo misma no tengo el mismo tiempo que antes para escribir e investigar un poco de muchas cosas que me gustan, pero ni mucho menos doy por finalizada mi etapa bloguera, y tu blog está muy muy lejos de estar acabado.

    Yo también tengo un buen recuerdo de los payasos de la tele y de una actuación de Miliki y Rita que presencié con unos 11 años o así con la que me reí muchísimo. Como dicen por ahí, yo entonces no apreciaba ninguna de esas cosas, así que mejor no volver a tocarlas porque están bien como están.

    Los malos rollos de los Aragón es vox populi. De Emilio hijo también he oido hablar pestes, de una persona que trabajó con él.

    ResponderEliminar
  7. el anonimo tranquilo5:25 p. m., febrero 12, 2011

    en el fondo todos son krusty.

    Y sin duda revisitar cosas de la infancia es algo poco recomendable.

    ResponderEliminar
  8. Saludos:
    Ay, la infancia recuperada. Cuan peligroso es hacerlo. Ante el riesgo de las decepciones, digo. Apostaría a que más de uno por aquí fue a conocer, en algún momento de su vida, a un ídolo de infancia y recibió una bofetada en toda la inocencia.
    Tu interesante artículo, me temo (ay, la nostalgia) que confirma algo que ya había leído por ahí.
    Pero das en el clavo con lo de "Miliki, que está fantástico cuando está de Miliki". Me temo que así es. Lo que de niños veíamos en el televisor en blanco y negro es una serie de personajes. Detrás de ellos hay personas muy humanas, en ocasiones dolorosamente humanas.
    Mejor quedarse uno con los recuerdos idealizados del parbulario, que enfrentarlos a la realidad del ojo escéptico más adulto.
    Y si queremos arriesgarnos, mejor con precaución.

    ResponderEliminar
  9. acabo de ver el especial de Navidad 1974, y s donde sale don Cicuta. Se han oído cosas de os Aragón, pero yo sólo de los Emilios. Los hijos de Gabi están muy unidos, y los de Fofó también. Nunca me gustó Miliki, y la 1a vez que que lloré por una muerte fud por la del gran Fofó. Tamafit tendría un gran éxito

    ResponderEliminar
  10. Hoy ha muerto Miliki y yo hace años q tenía desmitificada esa persona,según me fui haciendo adulto y viendo la retaila de recopilatorios y el adueñarse del nombre de payasos de la tele.... hoy ha muerto un buen payaso en el circo y un buen payaso en la vida real,nos queda todavía el payaso del hijo!

    ResponderEliminar
  11. Tengo la colección en DVD desde el 2003 que fue cuando salio anunciada en TV para ser comprada contra reembolso. Es verdad que es escasa, se puede ver como lo peor de los payasos de la tele aunque debo otorgar que me gusta. Reune una serie de programas de los años 70 en vacaciones de navidad. Salen canciones repetidas. Pero bueno. Yo tambien he observado a Miliki en televisión como que tiene dos caras. No lo acuso de maltratador, porque no creo que lo fuera. Miliki falleció hace poco, siempre lo he respetado. Pero hay que tener en cuenta que debeia de ser muy duro trabajar con niños y mas como público. Niños de 5 a 12 años. Los niños suelen rebotarse, perder el,control y eso debia de ser un estorbo en la grabaciones de los programas y creo que normal que alguien perdiera la paciencia. He podido observar tanto en los DVDs como en programas del Gran Circo de TVE que he podido ir encontrandome por la red que habian niños que lloraban como de impotencia despues de las competiciones de los concursos. Miliki los consolaba de alguna amanera. Tambien creo que igual era el sentido del humor de Miliki cuando parecia que se metia con los niños. Lo recuerdo en los programas de Tele 5 o Antena 3 en los 90 como la Merienda o Superguay. Posiblemente tambien perderia la paciencia trabajando con mas de 30 niños en una grabación. Todo artista como toda persona por muy bueno que pueda ser, suele tener dos caras, que se le suban los humos y que solo piense en la pasta.

    ResponderEliminar
  12. Vamos a ver, yo también tengo los DvD´S, y la verdad es que pasados unos años (bastantes por cierto), algunos todavía me despiertan la sonrisa. Al DvD que te refieres, el de Don Cicuta, me extraña que digas que se le trata mal o con indiferencia.. A ver que hubieras hecho tú, yo creo que se le trata con respeto, es probable que conocieran su estado (en silla de ruedas, es evidente), pero a lo mejor lo hicieron tan bien como pudieron..En cuanto al concurso que tanto malestar te supone, puedo estar de acuerdo en Miliki no estuvo tan acertado con el niño de rojo, (ni siquiera le preguntó como se llamaba, y apenás le consoló siquiera)...Pero, no has pensado que a lo mejor se le pasó?, y que en la televisión el tiempo es oro, y que bien pudo meter la pata sin querer debido a que quizá un mal día lo puede tener cualquiera, No te ha pasado esto a ti alguna vez? Nadie es perfecto y desde luego los Payasos no lo eran. Por cierto, yo los vi en directo en Pamplona, y todavía recuerdo
    el cariño que me demostraron en el camerino después de acabada la función, con... "Oh Sorpresa" Milikito incluido. Por cierto demuestras un mal gusto poniendo a tus hijos el Bob Esponja..Ah, es cierto, pasas del lenguaje políticamente correcto, seguro que eres un miembra del mundo globalizado

    ResponderEliminar
  13. Me duelen los ojos... ¿Tan difícil es escribir con un mínimo de puntuación? Eso es todo lo que tengo que decir.

    ResponderEliminar
  14. LOLADA.
    llegó de casualidad a este enlace por un amigo, leo los comentarios y me encuentro a un anónimo usando el traductor de google, para decir que "eres un mimado,y tienes el peor porcentaje en baloncesto" ¿ein?, "que no sabe como ha llegado hasta aquí y blah,blah blha" ¿ein?
    No existen los comentarios tontos, solo tontos que comentan.
    En cuanto a ti sergio, pues soy del 77, recuerdo que me reía con los payasos de la tele, pero también me reía y a veces me río viendo el show de rasca y pika, a mis hijas no les dejo "ver en demasía" bobo esponja, usan humor que en muchas ocasiones no pueden entender, "ese muñeco ironiza y es cínico", prefiero que vean otras tonterias mas acorde con su edad, como el inspector GADJET, sherlock holmes, los pitufos, dibujos con los que yo crecí, y que aunque es dificil encontrar esto en ESTOS DIAS, hay excepciones, como PEPPA PIG. Pero los demás , son bastante basura.
    Un salu2 a todos.
    PD: Debes encajar mejor las críticas sergio, y reírte de ellas si son 0 constructivas, y evaluarlas correctamente si tienen un mínimo de razon. Solo es un consejo, y seguro que ya lo sabías, pero no está de más recordarlo de vez en cuanto.

    ResponderEliminar
  15. Ya lo sé. Tienes toda la razón. En realidad, depende del día, pero puedo tolerar cualquier insulto (y los ha habido en los comentarios en muchas ocasiones, y además, nunca se me ha pasado por la cabeza borrarlos, por aquello de que todos somos libres de expresarnos) pero me molesta infinitamente que se metan en mi gusto a la hora de educar a mis hijos. Creo que todo el mundo tiene un límite y el comentario "demuestras muy mal gusto al poner a tus hijos Bob Esponja" duele, anque venga de un desconocido. En cualquier caso, repito, tienes toda la razón. No soy quién para meterme o no meterme con nadie.
    Hoy encajo la crítica que, además en tu caso, es constructiva y educada.
    Saludos,

    ResponderEliminar
  16. Vayamos por partes, soy el anónimo que según tu te he insultado y me he metido con tu gusto a la hora de educar a tus hijos, a lo mejor me he expresado mal con eso, puedes educar a tus hijos como te venga en gana, (faltaría mas), solo que para mi hay mejores cosas que ver Bob esponja, pero repito, allá tú. Otra cosa,vuelve a leer mi comentario anterior y verás que también digo que "nadie es perfecto y por supuesto los payasos no lo eran", aparte de otras cosas...Meterte con Miliki y desprestigiarlo solo por una mala acción bajo mi punto de vista es de muy mal gusto por tu parte, y para terminar, me remito a la frase celebre del final de la película de Billy Wilder "Nadie es perfecto".

    ResponderEliminar
  17. Los Payasos de la tele son producto de otra época bastante menos edulcorada que ahora. Su trabajo se presta a la crítica y así debe ser. Y por supuesto, este blog también, que para eso se trata de que lo lea todo el que quiera.
    No creo que hablar de las acciones de Miliki sea desprestigiarlo. No tengo ese poder. De hecho, si hablo de él después de tantos años es porque lo tengo en algún rinconcito de mi memoria. Por otra parte, el post tiene ya dos años y se escribió cuando Miliki estaba en pleno rendimiento, sacando discos en Navidades y esas cosas. Ahora, ya fallecido, parece más cruel que cuando se escribió.
    Y mi hija, en dos años, ya ve películas de Wilder, Hawks y Hitchcock, de lo cual me alegro porque así las vuelvo a ver.
    Saludos y que nadie se moleste. Es sólo un blog en donde anoto lo que se pasa por la cabeza (y de hecho, últimamente anoto poco).

    ResponderEliminar
  18. Lo último que has escrito me parece bastante coherente, yo también te pido mis mas sinceras disculpas si te he molestado, la verdad es que hay muchísimas cosas mas graves por la que estar realmente molesto. Saludos para ti y un abrazo para tod@s.

    ResponderEliminar
  19. Lo que tú comentas como verdaderas burradas, sinceramente a mi no me parecen tanto. Que diga que no necesita el micrófono porque tiene el largo...pues chico, no es pa tanto eh

    ResponderEliminar
  20. Hola!! Soy de Buenos Aires... Yo amè a los payasos, especialmente a Miliki que en la epoca de los 70 estaba mas bueno que comer pollo con la mano. Luego me gustò Fofito. Aparte eran super graciosos todos.
    Y como suele suceder, cuando la familia se multiplica los jovenes hacen estragos y empiezan a pelearse todos contra todos, vaya a saber uno por què... Es el reino de las vanidades y los egos chocan. Lastima que no hayan heredado la unidad de los viejos que ya no estan. Abrazo desde acà, muy buen posteo!!!!

    ResponderEliminar