30 abril, 2010

El regalo que llegó de Alboraya

Impactado. La persona que me ha mandado este libro me ha dejado totalmente impactado. Y feliz, muy feliz.

Ayer recibí el típico certificado de correos para ir a buscar un paquete. Tengo pendiente un par de cosas de Amazon por lo que no me sorprendí en absoluto. La sorpresa es recibir algo que no has comprado. Dicho de otra forma: recibir un regalo inesperado.

Y ha sido alguien que lee este blog. Uno de ustedes. Tengo ciertas sospechas que hoy voy a investigar. Cuando escribí, en febrero, el post de José María Pou, literalmente puse: "Me quedo con la ilusión de que, algún día, ese libro de Lloyd Webber y Sondheim que tiene en una de las estanterías, será mío."

Y ya es mío porque uno de ustedes me lo ha enviado. Sé que vives en Alboraya (Valencia) y tienes un apartado de correos, que tonto de mí, no conservo porque estaba tan alucinado con el libro, que si darme cuenta tiré el sobre.

Y todo esto me lleva a una reflexión: muchas veces ni siquiera pienso en que estas líneas se pueden leer. Escribo porque es una forma de conservar recuerdos e incluso, a veces releo cosas que he escrito de películas que ya ni me suenan.

Tengo claro que hay cosas de este blog, sobre todo de los dos primeros años, que están bien. Otras, las más recientes, no tienen color ni interés. Supongo que es una cuestión de tiempo libre. Y siempre me olvido que tengo amigos ahí fuera que leen estas líneas, otros que no son amigos personales pero que lo conozco bien por sus comentarios...

Y hoy, después de casi un año sin visitar el Analitycs de Google, me doy cuenta de que tengo una media de 200 visitas diarias. Ni yo mismo me creo este número.

Muchas gracias a todos, y sobre todo, al anónimo que me ha mandado este libro. Estoy alucinando, pero feliz y contento. Si uno escribe una frase en la que expresa su deseo por un libro y a las dos meses lo recibe, me hace pensar que cuando escribo sobre una buena experiencia cinematográfica, alguien puede decidir que vale la pena ir al cine por ese comentario. Sólo por esas pequeñas cosas, tiene sentido darle al teclado de vez en cuando.

Este fin de semana, lectura en casa.

13 comentarios:

  1. ¿Y quién le daría tu dirección?? XDDDD

    ResponderEliminar
  2. Ya tengo cercado al anónimo. Y no es tan anónimo, sino amiguete de los maravillosos días en Úbeda (bueno, amiguete y punto)... sólo me falta saber cuál es exactamente... ¿Julio? ¿Paco? ¿Manuel?

    ResponderEliminar
  3. Qué hay Sergio, Desde que me he aficionado a tu blog siempre es un placer leerte aunque no siempre coincida con tus gustos o tus opiniones y es muy posible que te visite diariamente, aunque no del todo seguro, je je.
    Ahora yo quiero gradecerte que me amenices algunos minutos de parón que a veces tengo en el trabajo.
    Siempre cuentas algunas cosilla o anécdota que confieso cuanto menos curioso.

    Un abrazo y espero verte en Ubeda.

    ResponderEliminar
  4. Frío. Yo no he sido. Te lo puedo garantizar porque si un día paso por tu casa puede que intente llevarmelo liado entre el abrigo o cualquier prenda destinada a tal camuflaje.

    Pero aunque yo no tengo ni la mitad de la cuarta parte de los lectores que tienes tú, voy a poner en mi blog que deseo enormemente un objetivo 50mm f1.2... a ver si hay suerte... Total sólo son 1500 eurillos.

    Si pasa algo ya os enterareis.

    ResponderEliminar
  5. Gracias, Javier. Sin duda, nos vemos este año!!!

    ResponderEliminar
  6. Amigos, después de una jornada detectivesca y con deducciones varias... sólo me quedan dos candidatos: Paco y Manolo.

    Pero por un comentario que me dejaron hace pocas semanas anunciando que algo me llegaría por correo, creo que Manolo tiene todas las papeletas.

    ¿Manolo? ¡¡¡Vete hacía la luz!!! Ilumíname para poder agradecer en condiciones...

    ResponderEliminar
  7. Es todo un detalle. Pero tal vez hubiera sido más bonito (que no) si la persona sólo te conociera por el blog, ¿no? (como es mi caso).
    Un saludo.

    PD: Lo que yo no me creo es que sean 200. Seguro que son más de 5000 y has querido ir de modesto.

    ResponderEliminar
  8. Y yo que queria mantener el anonimato, ya me vale. Si llego a saber que iba a ser tan facil descubrirme... deberias enviar tu curriculum a Guy Ritchie para que te contrate en la segunda parte de Sherlock Holmes, jajajajjaja.

    Yo ya tenia el libro, y cuando vi tu comentario en febrero, no pude resistirme (lo siento, soy asi, me gusta hacer regalos en momentos inesperados a gente que aprecio, algunos amigos comunes ya lo han sufrido en sus carnes, jejejej). Me hice con otra copia y con la ayuda complice de Elphaba y tu hermana obtuve tu dirección y bueno... tras una larga travesia el libro llegó finalmente a su destino.

    Espero que te guste y lo disfrutes.

    Un abrazo,amigo, nos vemos en poco más de 2 meses.

    PD. Julio, si te da igual un 85mm 1.2 MkII... se de uno que tiene el suyo infrautilizado, jajajaja !!!

    ResponderEliminar
  9. Se me olvidó. El codigo postal y la población eran falsos ;-)

    ResponderEliminar
  10. el anonimo tranquilo7:22 p. m., abril 30, 2010

    Como diria Candela en Mujeres al borde de un ataque de nervios:

    Esto parece cosa de brujeria...

    ResponderEliminar
  11. MAAAAAANOLO!!!! Muchas gracias por tremendo regalo. Estoy seguro de que ese libro tendrás historias para muuuuchos post.
    Ha sido, de verdad, una sorpresa tremenda. Y menos mal que no me ha dado por responder a ese código postal... :)))))

    ResponderEliminar
  12. Jajaja, este Manolo... es que tiene unos detallazos, que pa' qué :D

    Da gusto conocer a gente así :D

    ResponderEliminar