18 octubre, 2011

El triunfo de Julie Andrews



Esta es una historia muy conocida, pero me gustaría rellenar algunas lagunas.

En el año 63 se pone en marcha la producción cinematográfica de My Fair Lady. Ahora es difícil comprender la envergadura del proyecto pero, en aquel momento, se hablaba de hacer un nuevo Lo que el viento se llevó, una película con lo mejor de cada casa en cada uno de los departamentos.

Muy al principio, se habló de llevar a la pantalla grande, en glorioso Cinemascope, a las estrellas que habían convertido el musical teatral en legendario: el gran Rex Harrison y Julie Andrews.

Pero eso fue muy al principio. Julie Andrews era una completa desconocida en Hollywood y hablando en plata, nadie daba un duro por ella (y mucho menos para un papel de estas características).

Si saltamos un poquito en el tiempo, el papel de Eliza Doolitle se lo ofrecieron a Audrey Hepburn. Y aquí es donde viene la principal confusión, bastante generalizada en esta historia: la Hepburn rechazó el papel, entre otras cosas, porque había visto a la Andrews sobre el escenario y pensaba que era ella, y no otra, la que tenía que hacer el papel en el cine.

Y así continuó la preproducción hasta que la Hepburn se dio cuenta del brutal error que había cometido. Los productores, ante el rechazo de Audrey, ni se les pasó por la cabeza contar con Julie Andrews para el papel sino que se lo ofrecieron a la joven y hermosa Elizabeth Taylor.

Ante esta tesitura, la Hepburn decidió involucrarse en la película. 

Todo eso de "si canta o no canta" en My Fair Lady es algo más simple porque, por mucho misterio que le pongamos, la verdad es que la Hepburn, belleza entre bellezas, tenía un registro de voz muy limitado. En los mil documentales sobre la película que hay en el mercado se puede oír como cantaba las canciones y es un verdadero horror. 

Lo más normal, y si yo fuera productor también lo haría, fue doblar a la actriz en las canciones. En realidad, si yo fuera productor de un musical, jamás contrataría a alguien que no puede cantar el papel, pero esa es otra historia.

La Hepburn estaba brillante cantando Moon River, pero esta canción estaba compuesta expresamente para su registro y, además, no deja de ser una vecinica cantando en una ventana con una guitarrita. Ahí reside su magia.

Y mientras Rex Harrison estaba ofendidísimo (puso a parir a la pequeña Audrey en unas declaraciones muy polémicas) por trabajar con otra persona que no fuera Julie Andrews, esta tuvo mejor suerte: Walt Disney en persona se la llevó a Los Ángeles para encarnar a su nueva protagonista: Mary Poppins

Disney, además de dibujar ratones, tenía auténtica visión cinematográfica (y aún así, su empeño en trabajar con animatrónicos me pone de los nervios, como el pajarraco mecánico de la foto de este post).

Y las películas My Fair Lady y Mary Poppins se rodaron casi al mismo tiempo. Con los años, Rex Harrison se tragó sus palabras: se encariño con la Hepburn hasta el punto de declarar que fue la mejor compañera de trabajo que jamás tuvo (y supongo que Audrey le pondría al corriente de su defensa por Julie Andrews). Y la Hepburn, está de más decirlo, está brillante en su papel.

Y llegaron las nominaciones al Oscar: un cero para la Hepburn y una nominación (y posterior premio) para la novata Julie Andrews. Por muy buena persona que seas, supongo que el placer de ganar este premio en estas condiciones debe saber a gloria.

Y este es su momento:

18 comentarios:

  1. ¡QUé casualidad! Justamente le estaba contando a mi padre esta historia hoy a la hora de comer.
    Lo que no sabía es que Audrey en principio lo rechazó por estar convencida de que era Julie Andrews la que merecía hacer el papel.

    ResponderEliminar
  2. Vale. Nada que no supiera (excepto lo de que Audrey lo había rechazado al principio; sabía lo de Cary con Rex Harrison)...pero bueno... qué bien lo has contado.
    Audrey lo intentó, al menos. Y sí, doblada suena mucho mejor. Y si yo fuera productor, haría lo mismo que tú sugieres.
    Por cierto... aunque no dije nada en los anteriores entradas...a mí sí me parece que se notan los años (igual es porque cada día me siento más viejo).
    Un saludo.
    PD: Hay una bici de regalo de por medio para que Audrey terminara de "conquistar" a Rex, ¿no?

    ResponderEliminar
  3. Pues mira, no sabía yo de estas anécdotas. Cómo me gusta pasarme por aquí y aprender cosas tan chulas y entrañables :D

    ResponderEliminar
  4. el anonimo tranquilo3:53 a. m., octubre 19, 2011

    Hay algunas cosillas que ajustar en el espacio-tiempo.

    Cuando Julie estrena My fair lady en londres y luego en broadway aun son los años 50, creo que se estrena en el 54 en londres y 55 o 56 en estados unidos, entonces los musicales de exito podian estar en cartel años con los mismos actores que lo habian estrenado, (eran tiempos anteriores a los fantasmas de lloyld webber y el sistema de franquicias)

    Tras hacer tropemiles de representaciones, Julie hace para la television americana la cenicienta de rodgers y hammerstein, (escrito para ella) en el 57 y se involucra en un nuevo musical de los autores de su gran exito my fair lady que sera Camelot. ¿Que ocurre? Que camelot tiene aun mas exito si cabe que my fair lady, tambien tiene tropecientas representaciones y su banda sonora se convierte y no se si sigue siendolo en uno de los discos mas vendidos de la historia.

    Asi que cuando acaba camelot, tenemos a una "estrella" que es conocidisima, si, pero que no ha hecho absolutamente nada de cine.

    My fair lady es un proyecto de envergadura colosal y necesita una estrella a su altura. Y aunque luego consiguio ser una estrella entonces julie no lo era mas alla del mundo el teatro musical.

    En ese momento como dice Don friki pero poco, aparece el raton mickey, y ella se hace con el papel de mary poppins, que se estrena casi a la vez que my fair lady y que le acaba reportando un oscar.

    Yo que no soporto mary poppins (y soy super fan de julie) creo que esto aunque sea justicia poetica es una injusticia de tomo y lomo.

    las nominadas de ese año eran a parte de julie: Por Siempre estoy sola: Anne Bancroft, Matrimonio a la italiana: Sophia Loren, Molly Brown siempre a flote: Debbie Reynolds, Plan siniestro: Kim Stanley.

    Me parece a mi que la hepburn esta infinitamente mejor que todas las nominadas en la pelicula, cante o no cante. Segundo la pelicula fue nominada a casi todo menos a mejor actriz. Asi que en mi opinion la que ue humillada realmente por hollywood esa noche fue Audrey y ademas muy injustamente.

    (y a mi no me parece que cantara mal, al menos en el dvd venian varias canciones y no sonaba tan mal no era una soprano pero salia del paso con decencia)

    ResponderEliminar
  5. Como siempre, tu comentario es muy acertado. Y efectivamente, la historia es todavía más larga. Pero tanto lo de Camelot como mi opinión de ambas películas sufrió un recorte de última hora porque nadie se leería un post eterno.

    Matizo algunas cosas: Mary Poppins es brillante y tiene la magia de las películas de Disney de la época. De hecho (y esto me da un poco de rabia haberlo cortado ya que lo contaba en una primera versión del post), lo único que me parece insufrible es el absurdo amor de Walt por los animatrónicos, creando secuencias tan absurdas como la de la foto del post. El pájaro fascina a los más pequeños porque enseguida ven que es un muñeco. O sea, fascina porque vemos el truco y no por ser realista. La Andrews está fantástica y la partitura es colosal.
    Con My Fair Lady disiento. Siendo como es una película maravillosa, siempre la he visto ligeramente acartonada, "ahollywoodada", demasiado rígida y estudiada. Y aunque la adoro, jamás entraría en mis 500 películas favoritas de todos los tiempos. La Hepburn, que está maravillosa, está mucho mejor en mil películas. No creo que My Fair Lady sea el punto más elevado de ninguno de los que participó en ella.
    Pero esto, como todo, es puramente subjetivo. Adoro la película y en este caso, puedo ver y comprender perfectamente que haya personas que piensen que es "una de las mejores películas del mundo".
    Además, es de los casos que creo que su excesivo presupuesto se come la película, con esos diseños de decorados absolutamente estilizados, incluso cuando ella está en Covent Garden, con ese sucio estilizado, ese fondo estilizado.
    Siempre he pensado que hay películas que necesitan más dinero para realzar su aspecto. Pero no me cabe duda que hay otras películas a las que les sobra producción y esto las perjudica notablemente: desde emperadores de Bertolucci hasta Poseidones.

    ResponderEliminar
  6. el anonimo tranquilo10:08 a. m., octubre 19, 2011

    mi problema con poppins es que no me creo nada. No me gusta dick van dyke, no me gustan los niños, las escenas animadas cantan, los efectos cantan... creo que el problema es que nunca la vi de niño, y por eso no le tengo ningun afecto.

    Precisamente de my fair lady lo que me gusta es ese estilizamiento, es el llevar al paroximo todo, los trajes, decorados, etc, todo es como de museo, y eso en vez de apartarme me la hace mas fascinante. Para mi si que entraria en las 500 de las que me acordaria si tuviera que coger 500, pero ya se sabe que para gustos los colores.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. sabes yo creo k es genial eso significa k no tienes sentido y no tuviste infancia y es mas genial aun sy lo hizo julie andrews k es una actriz y cantante increible

      Eliminar
    2. sabes yo creo k es genial eso significa k no tienes sentido y no tuviste infancia y es mas genial aun sy lo hizo julie andrews k es una actriz y cantante increible

      Eliminar
    3. sabes yo creo k es genial eso significa k no tienes sentido y no tuviste infancia y es mas genial aun sy lo hizo julie andrews k es una actriz y cantante increible

      Eliminar
  7. En realidad, hablando de proyecto colosal, Vivien Leigh, ni era conocido y mucho menos una estrella, compitiendo con estrellas asumidas, y aun así Selznick apostó por ella, así como el resto del reparto.

    ResponderEliminar
  8. Lorena, tienes toda la razón. Pero el poder de marketing de Selznick era tan potente que la elección de la actriz principal de Lo que el viento se llevó fue una de las campañas publicitarias mejor cursadas de Hollywood. En el momento que ella se hizo con el papel, mucho antes de estrenar la película, la convirtió en estrella.
    Salvando las abismales distancias, es como Gran Hermano, que en principio se trata de meter a 12 desconocidos en una casa y como proyecto parece miserable. La realidad oculta del formato es que en dos días de emisión, en realidad el programa cuenta la historia de 12 tíos conocidos.
    Pues lo mismo con Vivan Leight, antes de estrenarse la película, ya todo el mundo la conocía por el mero hecho de ser escogida.

    ResponderEliminar
  9. Es curioso que al Anónimo Tranquilo lo que le disgusta de Mary Poppins es su artificiosidad, y lo que parece gustarle de My Fair Lady es precisamente esa artificiosidad XD. Mejor sería decir que le gusta más una que otra, y punto, sin porqués, jejeje.

    ResponderEliminar
  10. La artificiosidad queda bien según la película, ¿no? Los decorados pintados de Brigadoom, en un claro caso extremo, son maravillosos para la película... pero en otra película sería motivo para abandonar la sala...

    ResponderEliminar
  11. Bajando a terrenos mas mundanos, que guapa está Julie Andrews en este video...

    ResponderEliminar
  12. el anonimo tranquilo9:50 p. m., octubre 19, 2011

    julie es maravillosa simplemente. Eso por delante.

    Lo de la artificiosidad, a ver lo explico. Mas que eso, es que de mary poppins no me creo nada, no me creo al padre, ni a la madre, ni a los niños, ni a la niñera... no tiene que ver con las actuaciones puesto que julie esta muy bien es mas de personajes, todo me resulta completamente ajeno. El señor marinero en el tejado, el desollinador, todo me la bufa. pero el problema es mio.

    Sin embargo la bruja novata que esta cortada por el mismo patron que mary poppins me parece maravillosa de principio a fin.

    ResponderEliminar
  13. Yo vi SOB sólo para verle las tetas a la Andrews... humano que es uno.

    ResponderEliminar
  14. Cuando hablan de decorados pintados siempre pienso en Siete novias para siete hermanos. Bate records.
    Me ha gustado este post.

    ResponderEliminar
  15. el anonimo tranquilo2:25 a. m., octubre 20, 2011

    Para decorados pintados el puerto de la calle donde vive la madre de marnie, que canta la traviatta, rigoletto y turandot si me apuras.

    ResponderEliminar