04 noviembre, 2008

El fantasma de la ópera mola mazo

Antes que nada, debo decir que la interpretación de Camilo Sesto en Jesucristo Superstar es absolutamente deliciosa. Es perfecta. Pero entre el tremendo cantante de Amor Amar de los setenta y el cantante del Mola Mazo actual, hay una diferencia abismal. Por no hablar de su extraño pelo de ahora, que parece irradiado por electricidad estática.

Trece años después del ininterrumpido éxito de El Fantasma de la ópera en Londres (y alrededor del mundo), Camilo Sesto quiso presentar su "concept álbum" del musical en español en sociedad. No en vano, Camilo había trabajado mucho. Se había tumbado durante meses en la cama y con un lápiz stadler del número 2, en un bloc de anillas, tradujo uno y cada uno de los versos del musical de Lloyd Webber (vale, le he puesto un poquito de literatura).

La idea era simple: sacar el disco y si a la gente adecuada le gustaba, representar el musical sobre el escenario. Esta idea de "concept álbum", en realidad, se ha puesto en práctica en muchas ocasiones (empezando por el propio Lloyd Webber, que siendo desconocido, sacó su Jesucristo Superstar en disco. Sólo cuando se comprobó que era un éxito, se puso el musical sobre el escenario).
Por supuesto, era un riesgo para Sesto y su pelo, ya que todo iba a ser pagado de su bolsillo y con la simple (aunque estimada) ayuda de unos cantantes amiguetes: la Patton y el Sr. Abraira.

Seguramente (un poquito más de literatura) estuvo trabajando intensamente en el ordenador para que la música de la grabación pareciera real. Vamos, que aunque no suene en el disco ningún instrumento real, debe parecer que está sonando una orquesta.

Un buen día, Camilo convocó a los medios de comunicación para presentar su labor en forma de CD: El fantasma de la ópera de Camilo Sesto. Se presentaron decenas de periodistas. Y justo cuando iba a empezar el acto, con los cantantes presentes, con un póster de un Camilo deformado presidiendo el acto y una montaña de discos sobre la mesa, aparecieron unos hombres de negro que se llevaron todo el material y amenazaron al cantante con una demanda.

Estos señores, abogaduchos del tres al cuarto, eran representantes legales de Andrew Lloyd Webber y The Really Usefull Company (ahora Group)... porque resulta que después de tantos meses de trabajo, Camilo ni siquiera había comprado los derechos de las canciones, ni había entablado conversaciones con ellos... vamos, nada de nada.

Camilo, al cabo de un tiempo, ya pasada la vergüenza, pudo contar su historia en la tele: "el verdadero problema es que mi versión del fantasma es muy especial, muy particular. A ellos (por la compañía que vela por el musical) sólo les gusta que se haga a su manera". Y yo, en realidad, no soy nadie para pensar que para hacer estas cosas, hay que seguir un caminito de migas. No puedes traducir, orquestar, cantar y hacer tuyo algo que no es tuyo porque después viene un tipo con traje y se mosquea.

Y sin embargo, soy feliz con mi copia de El fantasma de la ópera de Camilo Sesto. Es el regalo friki por excelencia. Soy un afortunado porque tengo mi copia original, que es mi tesoro más preciado. Y me gusta por motivos diferentes a los habituales: la música suena francamente mal, la pieza central parece tocada por Gracita Morales, sus rimas son espectacularmente malas y además, las palabras no encajan en las notas... es como una buena peli de Ed Wood, que mientras más mala es, más cariño le tienes.

Eso sí, la voz de Camilo sigue siendo un regalo del cielo. En este primer corte, con la canción que da nombre al musical, podemos vislumbrar por dónde van los tiros ("su voz en mí se clavó"):



A continuación, uno de los cortes estrella del disco. Tras un comienzo vigoroso de gran orquesta, comienza un diálogo en el que se puede apreciar con claridad el difícil momento que están viviendo los personajes. La calidad de las actuaciones, unido a frases tan emotivas como "¡Qué barbaridad!" consiguen que este momento quede en la mente del oyente para siempre.



Y para los más interesados en la mágica versión del Sr. Sesto, ponemos mi corte favorito del musical "Point of no Return", aquí denominada con gracia y sutileza "Retorno hacía atrás".




PD: En la versión que puedes encontrar en la Mula, y que sin duda, te regalará horas de placer extremo, aparece una nota que no tiene desperdicio (y la copio tal cual): "En el 2000, Camilo produjo, tradujo y grabó una versión al español del clásico 'El Fantasma de la Opera' de Andrew Lloyd Weber.

Este álbum, no ha podido aún ser comercializado por una restricción relacionada con los derechos de autor que surgió justo antes de su lanzamiento.

Esta es, a no dudarlo, una de las obras más sobresalientes de Camilo en toda su carrera, pero sus fans deberán esperar un tiempo más antes de poder apreciar este fino trabajo.

Sin embargo, Camilo no ha dejado a sus seguidores sin conocer algo de esta gran producción, y ha incluido en su álbum 'Alma' (2002) algunos de los cortes más representativos de la obra, pero de la versión original en inglés.

La versión nunca ha sido ni será autorizada por Webber debido a su especial interpretación."

15 comentarios:

  1. Propongo a Manolo Escobar como Monsieur Fermin y a Karina, con su vocecita, como Meg.
    ¿Mola, eh? ¡Mazo!

    ResponderEliminar
  2. ¡Es lo mejor que he oido por internet en mucho tiempo! Retiro lo de "por internet" XDDDDDDDDD
    El segundo corte el mejor sin duda. Qué dialogos y qué interpretación. Sublime :D
    Esto que tienes es una auténtica joya, digna del gran premio de objetos friki pero poco. ¿De donde salió?
    Por cierto, creo que los voy a denunciar por plagio. Creo que suenan de fondo algunos acordes que grabé en su día en mi pequeño organito Casio.

    ResponderEliminar
  3. Menudo bicho raro que estás hecho, jodío ;-)

    ResponderEliminar
  4. Camilo fue mi primer amor y donde hubo fuego siempre quedan brasas.

    Recortaba todo lo que salía en las revistas y tenía mi carpeta de Camilo Sesto.

    Y cantábamos Fresas salvajes oooooooooooohhh ...cuerpo de mujer!!! en el cartucho del coche da papá (¿qué era eso del cartucho?)

    Y parece que tiene el pelo electrizado porque fue el primero en España que se injertó pelo. La primera vez se le quedó a mechoncitos como mis muñecas.

    Y todavía me pone mis propios pelos de punta cuando escucho Amor amar.

    Y lo de "El fantasma de la ópera" una pena...qué tio más raro mi Camilo!!!

    ResponderEliminar
  5. si, si, yo la fan numero uno,. Ya me estas grabando esta joyita y mandandosela a tu hermana para que me la de en el expocomic!! Hasta nerviosita me he puesto escuchando a mi camilo, que mola mazoooooooooooooooooooooooooo!!!!!!

    si, en la pagina web de Camilo cuanta la historia de este album (y tambien puedes leer su biografia, la que compre en Simango a 50 ptas en los ochenta).
    De todos modos la voz de Christine no me gusta nada. ¿Quien es? Con el vozarron de Sarah Brighton, escuchar a esta piba es una aberracion...

    ResponderEliminar
  6. Sarah Brightman :P
    A mí me parece que ninguno anda muy fino en esta grabación, pero es verdad que la mujer esta me pega más como Carlotta que como Christine.

    ResponderEliminar
  7. tienes razon, Brightman. Y pensar que la vi en Broadway...

    ResponderEliminar
  8. Bueno, no queria decir que la via a ELLA porque en el 2001 ya no estaba en el musical, sino la obra, grr. Es que le Fantasma es mi favorita.

    ResponderEliminar
  9. Qué franchute te ha quedao: Monsieur le Fantasma, jajaja.

    ResponderEliminar
  10. es lo que tiene el visitar la Opera original, jajajja. Tengo pendiente un post sobre la Opera de Paris...

    ResponderEliminar
  11. gracias a dios a mi me gusta sondheim que si fuera fan de lloyld webber despues de escuchar esto me cortaria la venas

    aunque como frikada hay que reconocer que es una joya a la altura de tener un ejemplar de la novela de ana rosa quintana

    ResponderEliminar
  12. Me acabo de enterar de la muerte de Michael Crichton. ¡Menudo año llevamos!
    Me quedo con Almas de metal y Runaway, brigada especial...

    ResponderEliminar
  13. Pero por qué me haces esto... yo te quería...
    Ahora voy a tener pesadillas %(

    ResponderEliminar
  14. alguien tiene las letras escritas de la obra de camilo?... las otras que he leído en español no riman para nada... parecen traducidas de google

    ResponderEliminar
  15. alguien tiene las letras escritas de la obra de camilo?... las otras que he leído en español no riman para nada... parecen traducidas de google

    ResponderEliminar