09 diciembre, 2009

La restauración de Con la muerte en los talones (North by Northwest)

¡¡Teléfono!! ¡Una llamada para George Kaplan!

Ya he contado en numerosas ocasiones mis años como restaurador de pelis (algo que suena romántico y curioso y que, en realidad, huele a tintorería). Recuerdo una vez que vinieron unos niños de un colegio para ver una secuencia de La Aldea Maldita que habíamos restaurado. Primero pusimos la escena en su estado original y luego, la restaurada.

Para resumir, prácticamente ningún niño se dio cuenta que la escena restaurada era la segunda. Y no se trata de que lo hiciéramos mal, sino que simplemente, no hay una educación de la imagen (yo siempre he sido partidario de enseñar a los niños a leer la imagen. Si un hombre mata a otro en pantalla y dice totalmente en serio: "en realidad, no he matado a nadie", todos los niños llegarán a la conclusión de que no ha muerto nadie. Y el problema es que, aún hoy día, le dan más credibilidad a las palabras que a la imagen y así no hay forma de comprender muchas cosas).

Nadie averiguó cuál era la escena restaurada por dos motivos: la imagen en mal estado es ligeramente borrosa, los fondos no se separan de las motivos en primer plano y todo el fotograma tiene una especie de halo que suaviza la imagen. La escena restaurada está más contrastada, es más dura y ese halo de suavidad ha desaparecido.

El segundo motivo es más evidente: estamos acostumbrados a copias realmente malas. Televisión Española ha emitido durante nuestra infancia copias infectas, con los finales de rollo completamente rayados, con fallos de audio, con bandas sonoras que no correspondían con la película (muchas veces, el canal de audio venía con diálogo y música ya mezclado, por lo que si queríamos poner las voces en español, se tenía que poner una música nueva. A lo mejor, podían localizar un vinilo con la música de la película, pero en muchas ocasiones, simplemente no se podía. El caso más famoso fue el de El fantasma y la señora Muir, en el que Bernard Herrmann desaparecía frente a una música de librería.)

Y, todo hay que decirlo, hay películas con mala suerte. Películas que, mires donde mires, la copia no ha aguantado el paso del tiempo y siempre, siempre, están mal. Y muchas grandes compañias que no se han preocupado de editar DVD en condiciones...

Era el caso de Con la muerte en los talones. Obra maestra del cine que siempre hemos visto de forma deplorable (para más inri, se trata de una VistaVisión, que se supone que aguanta mejor el paso del tiempo). En esta película, Cary Grant siempre tuvo los mofletes rojos, las escenas del Monte Rushmore eran tan oscuras que no se veía nada, la escena del avión es un final de rollo y estaba fatal, pero sobre todo, el verde del principio, cuando se cruzan todas las líneas de Saul Bass para los créditos, siempre ha estado lleno de un ruido visual molesto...

Y ahora la han restaurado. Magníficamente, como todo el cine de Hitchcock. De hecho, acaba de salir en DVD (no compres la de siempre, sino la que pone: 50 aniversario). Y yo la compré hace un par de días. Y echando la casa por la ventana, decidí que ese iba a ser mi primer Blu-Ray (tengo la Playstation 3 y era el momento de comprarle el mandito para ver las películas).

No tengo mucha fe en un formato nacido en plena transición a "hacerlo todo por ordenador". Pero la realidad es que es endemoniadamente bueno. Pero bueno, bueno.

Y por fin, disfruté como un enano de las escenas en el Monte Rushmore, en donde podemos ver plenamente todo el fotograma, Cary Grant ya no es mofletudo y, sobre todo, en donde el formato de VistaVisión está completo. Los encuadres cambian y la magistral planificación de Hitchcock está en su apogeo.

Otro día hablo de la película, hoy me quedo con la genialidad de poder ver una de mis películas en plenas facultades. Limpita como un espejo y con tres de los mejores actores de la historia compartiendo plano: Cary Grant, Martin Landau y el genuino James Mason.


Da gusto saber que hay equipos de restauración que si trabajan. Esta es la secuencia de los créditos... ¿alguien ve el cameo de Hitchcock? No lo veo muy claro, ejem...


10 comentarios:

  1. Gracias por el consejo. Si cojo la peli será la del 50 aniversario.

    Siempre he tenido la duda de por qué en muchos dvds suele oírse a mayor volumen el audio en español que el original de la película.

    ResponderEliminar
  2. el anonimo tranquilo5:21 p. m., diciembre 09, 2009

    con la muerte en los talones puede tener hasta manchas de grasa y condones pegados que siempre sera una obra maestra del copon.

    Y para todos esos que dicen que sin mensaje y sin una historia "profunda" el cine no es nada aqui esta el ejemplo de como hacer una obra maestra de la nada mas absoluta, como escribir un guion magistral sin base ninguna.

    Una confusion de nombres y todo empieza rodar cuesta abajo...

    ResponderEliminar
  3. Sergio totalmente de acuerdo con el tema de no saber leer la imagen, de hecho la mayoría de las películas son teatro filmado, sólo los grandes saben contar con imágenes.....y eso ese el cine. Con la muerte en los talones es brutal desde el primero hasta el último plano......

    ResponderEliminar
  4. Amén a lo que dice Susana.

    Hitchcock decía que si puedes contar algo sin usar palabras, entonces hazlo. El cine es fundamentalmente, imágenes.

    ResponderEliminar
  5. Pues gracias por el aviso. Me fijaré en la edición correspondiente, que luego vienen las rebajas con el 30% de descuento...

    ResponderEliminar
  6. Todavía recuerdo en el desaparecido imagfic, maravilloso festival de cine de madrid, el pase de la copia restaurada supervisada por Scorsesse de "lo que el viento se llevó": fué descubrirla de nuevo así que me hago una idea del subidón que tienes....me tira mucho los del blu ray pero es que le tengo tanta mania a sony....pero "con la muerte en los talones" es con la muerte en los talones.habrá que hacerse con ella.

    ResponderEliminar
  7. ...hum... también la tienes en DVD restaurada. Yo solo he aprovechado la coyuntura para empezar con esta, pero la versión en DVD también vale la pena.
    No he comentado nada acerca de los extras, pero además del magnífico documental que ya aparecía en la versión editada hace un par de años, añaden uno de Cary Grant bastante bueno y uno sobre el toque de Hitchcock con comentarios de varios directores, como Curtis Hanson y Guillermo del Toro. Están francamente bien.

    ResponderEliminar
  8. No te ofendas, pero existe un tercer motivo...... y es..... (no se como decirlo sin herir a nadie....) que erais malos!!!!, jajaja. Es broma.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  9. Malos, no... malísimos.
    En realidad, ahora lo recuerdo con nostalgia, pero es impresentable no restaurar sin parar cuando hay miles de películas desapareciendo cada año. Y te aseguro una cosa, cuando desaparecen, lo hacen de verdad. Hay muchas que no están en otro lugar que en Filmotecas... hum... parezco el joven Indiana "deberían estar en un museo".

    ResponderEliminar
  10. Muchísimas gracias por el aviso, Sergio. Por el momento ya he visionado la peli (no pude esperar a las rebajas para adquirirlo). En cuanto al DVD de los extras he decidido esperar un poco (un par de horas no más).
    Y pensar que hacía más de quince años que no veía esta película.
    ¡Colosal!

    Un saludo cinéfilo.

    ResponderEliminar