11 mayo, 2009

Un golpe de talento

Más que una secuencia memorable, más que unos personajes emblemáticos, más que cualquier cosa que pueda ver en pantalla, reconozco que un buen gag cómico es algo que me fascina.

Cuando ocurre, es como un rayo que cruza mi mente y da en el sitio equivocado, en un sitio inesperado y que me provoca un maravilloso alejamiento de la lógica. Los mejores cómicos me producen este sentimiento: desde los Monty Phyton hasta los problemas mentales de Ross Geller.

El viernes vi Dí que si, esa película de Jim Carrey que "sólo dice sí". No es una gran película, pero se la recomiendo a todo el mundo, única y exclusivamente, por la fiesta de Harry Potter, en donde todos van disfrazados de algún personaje de la película.

Reconozco que a veces veo gags donde no los hay. Un poco como lo que hace Berto todas las noches en Buenafuente, que analiza las fotos de los periódicos para ver cosas que nadie ve. Y ahí radica su talento.

A mi me pasó el otro día, viendo la magnífica entrevista de Buenafuente a Tom Hanks. Hay un momento en el que el actor reconoce que no tiene vicios y dice: "Bueno, sólo uno" y mientras dice estas palabras, saca una taza de café de su espalda para mostrar que "ese es su único vicio". El presentador, que demuestra no tener mucha idea de inglés y está esperando la traducción de lo que ha dicho, levanta la mano y parece decir "no, gracias". (minuto 2:40 aproximadamente. De todas maneras, es una buena entrevista y durante un rato hablan del gag de la bañera en Esta casa es una ruina. Un detalle cinéfilo que no todos los entrevistadores del mundo tienen).

Pero escribo este post para mostrar una genialidad, una de esos gags en los que realmente hay que saber escribir, tener imaginación y saber mucho del código de la televisión: mucho antes de estrenar las películas de Agárralo como puedas, el detective Frank Drebbin (Leslie Nielsen) había tenido su pequeño espacio en una serie de televisión llamada Police Squad que sólo estuvo en antena durante seis episodios, para finalmente morir sin audiencia. Y aunque hoy es un clásico de la televisión (del equipo creador de Aterriza como puedas), en España creo que nunca se han emitido (por otra parte, ¿quién compra sólo seis episodios?).

El caso es que los estuve viendo y son bastante graciosos. Pero tienen un detalle que me ha cautivado, el gag maravilloso, el perfecto, el que me gusta... En sus epílogos, como en todas las series de televisión, el plano se congela y aparecen los créditos, sólo que en este caso, no lo congelan de verdad sino que los actores se quedan parados.

Si esto no les parece una genialidad, no volvemos a hablar nunca más... Por cierto, los seis epílogos van seguiditos, para verlos todos:


10 comentarios:

  1. la de Jim Carrey la vi la semana pasaday me gusto bastante, pero es el mismo papel una y otra vez que desempeña Carrey. Por otra parte, si funciona, pa que cambiarlo, o como dice por auqi... If it ain't broken, why to fix it?

    ResponderEliminar
  2. Bueno, es logico, ¿no? Es como lo que hablábamos el otro día de Misión Imposible... si se hace una película, tiene que sonar el tema...

    ResponderEliminar
  3. el anonimo tranquilo5:55 p. m., mayo 11, 2009

    dos momentos antologicos de los aterrizas y demas:

    - la monja cantando que saca los sueros de la niña enferma.

    -el mostrador de informacion del aeropuerto, la gente se va a cercando y pregunta el vuelo tal el vuelo cual... entonces llega un señor y pregunta a cuanto corre un guepardo? la de informacion sin inmutarse dice 100km/h...

    un momento que a mi personalmente me encanta:

    loles leon en mujeres al borde de un ataque de nervios, diciendo, ahora le pongo con su radio taxi... pero la recepcion esta vacia, asi que habla por megafonia y dice por favor quien haya pedido un radio taxi que acuda a recepcion...

    y ahora momentos gags de la vida real (mi familia es muy de gags involuntarios)

    mostrador de la agencia de viajes del corte ingles. mi tia con un dolor de pies horrible, lleva una hora esperando, entonces le toca turno y se acerca al mostrador:

    -Deme un billete para valencia.
    -De tren? pregunta la vendedora.
    -No, solo vamos a viajar dos.


    segundo momento:

    tienda de cosmeticos, mi madre muy lanzada se acerca a una dependienta y le dice:
    - señorita por favor deme crema hidratante de margaret tacher...

    ResponderEliminar
  4. Creo que es difícil decidirse por los gags de la saga de Agarralo como puedas. Tiene muchos que son pequeñas genialidades.

    ResponderEliminar
  5. El mejor, sin dudarlo, es el de la fila de gente para zurrar a la que se ha puesto histérica, armados con todo lo imaginable.
    ¿Y la reunión de Tupper ware en la selva?

    ResponderEliminar
  6. XDDDDDD muy buena la idea de los epílogos. Creo haber reconocido de otra película la gracia del tío grande del primero de ellos.

    ResponderEliminar
  7. es el mejor post que me he encontrado en mucho tiempo. Buenisimos los epilogos. Este tipo de gags me hacen llorar durante mucho, mucho rato.

    ResponderEliminar
  8. Ja, ja, ja,... Justo lo que necesitaba esta semana: soltar unas cuantas carcajadas.

    Un saludo cinéfilo.

    P.D.: debería haber escrito el pasado 11 de mayo, no obstante sigue en plena vigencia porque acabo de carcajearme de nuevo. xxxD

    ResponderEliminar
  9. Ja, ja, ja,... Justo lo que necesitaba esta semana: soltar unas cuantas carcajadas.

    Un saludo cinéfilo.

    P.D.: debería haber escrito el pasado 11 de mayo, no obstante sigue en plena vigencia porque acabo de carcajearme de nuevo. xxxD

    ResponderEliminar