17 enero, 2007

LA CAJA KOVAK

La caja Kovak es una de esas películas que no recomendaría, pero que a mí me ha encantado. Entra dentro de esa categoría rara, como Cuando llega la noche de John Landis, que sabes que lo que ves te apasiona pero no es nada extraordinario. Como si hubieran hecho una película especialmente para mí con una serie de piezas que encajan conmigo.

Pero en realidad no me extraña. Su director es Daniel Monzón, un muy buen crítico de cine en la revista Fotogramas durante muchos años (además de ser el primer Sobrino de Mr. Belvedere) y subdirector de Días de cine en Televisión Española, tiene prácticamente mi edad y además, estaba un curso por encima del mío en la Facultad de Ciencias de la Información en Madrid (Amenábar estaba un curso por debajo). Quiero decir, somos más o menos cinéfilos de la misma edad y, por lo que le he leído, con gustos parecidos.


Lo que está claro es que si yo fuera director de cine en España, me gustaría hacer el guión con Jorge Guerricaechevarria (Muertos de Risa, La Comunidad...), contrataría a Lucía Jiménez, la música la pondría Pascal Gaigne o Roque Baños y si tuviera que contratar a un actor extranjero que rondara los cuarenta años, me llevaría a Timothy Hutton.


La Caja Kovak es una peli de misterio que transcurre en Mallorca. Tiene momentos muy impactantes, una banda sonora que me recuerda a Herrmann pero en la que se comienza a vislumbrar algo más personal (yo siempre le he echado en cara a Roque Baños su labor de mimetización, siempre se parece a Elfman, o a Herrmann, o a Williams… pero nunca a Roque Baños).

El guión es un gran juego que permite al director situarnos en unos sitios extraordinarios, desde cuevas fantásticas hasta faros, desde deliciosos jardines hasta hoteles rústicos de ensueño.

Me llama mucho la atención lo extraordinariamente bien resueltas que están algunas secuencias a nivel de dirección. En un país como el nuestro en el que se tiende a contar las cosas de forma verbal, es reconfortante ver como Daniel Monzón resuelve muchas secuencias de forma visual, como esa cámara que se pasea por la terraza de una cafetería en el segundo suicidio (se ve en el trailer, un poco más abajo, pero ahí han cortado la secuencia en pequeños planos).

Los actores están todos bien, me congratula profundamente la presencia de David Kelly, personaje al que adoro desde que vi Despertando a Ned. Por cierto, la Sra. Jiménez no sólo ha madurado como actriz sino que está impresionantemente guapa. Hutton siempre está bien (¿nadie se ha dado cuenta de lo buen actor que es este tipo?)


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada