19 enero, 2007

Sobre Efectos Especiales

Aunque está lejos de ser una gran película, reconozco que esto de mezclar piratas y fantasía es una combinación fantástica. Ya hablé de ello cuando hice el post sobre el Monkey Island. Ahora sería incapaz de escribir sobre Piratas del Caribe porque, sencillamente, ya no me acuerdo ni de que van...
Pero si recuerdo dos cosas. En la primera peli, hay un plano de todos los piratas convertidos en esqueletos que se acercan a una isla por debajo del agua, caminando por las profundidades (un planazo bizarre, bizarre).
Y en la segunda, de la que tampoco recuerdo nada, tengo muy presente a Davy Jones, este señor con esta barba tan peculiar y que, en un momento dado de la peli, toca el órgano con ella.
A lo que voy, hay efectos especiales absolutamente maravillosos. Parece que ya ha pasado la época de poner FX sin parar y sin excusas. Ahora es demasiado normal y habitual, por lo que, al igual que las tetas y culos del post anterior, sólo se hace cuando lo exige el guión.
Hace un rato estuve en Menéame (gran página de Internet, que debía estar, inexcusablemente, en todos los Favoritos) y descubrí un vídeo que realmente va a cambiar la concepción de los efectos especiales. No es nada nuevo, es que realmente, ahora está al alcance de la mano hacer virguerías. Cualquier persona con un programa de edición decente puede llegar a hacer efectos especiales de gran calidad sin tener ni idea de programación en 3D y sin conocer el 3D Studio o similares...
Empieza de forma curiosa, pero espera que llegue a la foto de Tom Hanks: vídeo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada